Archivos para aprender

El futuro: una cuestión de distancias

Posted in People with tags , , , , , , , , , , , , on febrero 17, 2014 by improvablog

Cómo-funcionan-las-máquinas-de-vapor-2Tengo a mi hija haciendo un trabajo sobre la máquina de vapor y la revolución industrial y le he sugerido sugerido que compare lo que sucedió hace dos siglos con lo que está sucediendo ahora en la sociedad de la información. Este era un ejercicio que yo ya había hecho y que me había llevado a mi forma de entender hacia donde deben ir las organizaciones modernas. Cuando  muchas se piensan que ya lo han hecho casi todo y que solo pueden mejorar un poquito gracias a la mejora continua (inocentes, se piensan que con el lean han tocado techo), veremos como pensar en el pasado nos puede abrir nuevas perspectivas. No voy a hablar de fábricas sino de las organizaciones en la sociedad, así que  a los que nos les interesen las fábricas les recomiendo un poco de paciencia hasta llegar al final del artículo

taller-mecanicoDespués de la revolución industrial, que supuso la posibilidad de automatizar procesos gracias a la máquina de vapor, se dio otro gran salto cuando se pasó del concepto de taller al concepto de gran fábrica. Por si no habíais pensado en ello…

“La principal diferencia entre lo que llamamos taller y lo que llamamos fábrica son las distancias”

En un taller todo lo que necesitas para hacer algo lo tienes al lado de tu puesto de trabajo, a mano, las herramientas, fabrica leanlas piezas, todo. No haces muchas unidades y cada unidad que produces te lleva mucho tiempo de producir, con lo que no necesitas mucho espacio para almacenar al lado tuyo todo lo necesario para completar tu jornada laboral. Sin embargo, en las grandes fábricas produces muchas unidades y a la vez tienes una enorme presión por ser eficiente, no puedes tener al lado tuyo todo lo que necesitas para fabricar en una jornada; necesitarías unas fábricas colosales con una enorme ineficiencia en el movimiento de materiales. ¿Puedes imaginarte el tener cerca del montador de puertas de una fábrica de Seat las mil puertas que va a necesitar para montar los mil coches del día?

De esta necesidad de ser eficientes con grandes volúmenes de materiales moviéndose arriba y abajo surge la necesidad de una logística interna eficiente, en la que a cada puesto de trabajo llegue en cada momento y de forma continuada todo lo que necesita para trabajar sin pausa. Buena parte de lo que nos aporta el lean tiene que ver con el flujo de materiales y con la disponibilidad de únicamente lo necesario para fabricar: el JIT, el kanban, SMED, tack time y el stock cero, líneas balanceadas, células de montaje en U,…

cara sociedad informacionMás de 200 años han sido necesarios para que las empresas implanten de manera masiva la filosofía del lean y tomen conciencia de importancia de las distancias en los procesos productivos. Si 200 años han sido necesarios para que algo, que explicado con detenimiento mi hijo de 12 años entiende a la perfección, sea aplicado por los directivos de operaciones de todo el mundo,…

¿Cuánto vamos a tardar en hacer los cambios que nos impone la sociedad de la información, la revolución de este siglo?

En la sociedad de la información por encima de la eficiencia operativa, que a estas alturas de la crisis se le supone hasta al párroco a la hora de celebrar la misa, las organizaciones deben afrontar el reto de lograr ser eficientes en el manejo de la información y del conocimiento y que cada trabajador sea capaz de disponer en todo momento de toda la información necesaria para hacer bien su trabajo. Para poner un ejemplo, que ilustra cuan lejos estamos mentalmente de pensar en términos de flujos de información, una anécdota de hace pocos días.

Hace un tiempo hablaba con un directivo extremadamente satisfecho con el funcionamiento de sus operaciones, convencido de que su grupo de mejora de fábrica hacía todo lo que se podía hacer en cada momento por ser mejores. Yo soy consciente de que hay iniciativas que jamás saldrán de un grupo operativo de mejora interna, como por ejemplo, la posibilidad de pasar a un modelo organizativo que prescinda de supervisores y jefes de turno. Le planteé al directivo la posibilidad de trabajar organizado por equipos multidisciplinares, pasando la responsabilidad del individuo (el supervisor) al colectivo (al equipo), algo que, inventado hace muchos años, están empezando a hacer algunas organizaciones. Su argumento fue taxativo “En mi fábrica es imposible, hay peligros; necesito un supervisor porque si hay un accidente o un incendio alguien tiene que responsabilizarse y llamar a los bomberos o al hospital”

El argumento, que parece convincente, al principio, es realmente falaz y esconde varios supuestos:

  • Los trabajadores son en general lerdos incapaces de llamar a emergencias si el colega se quema.
  • Los trabajadores solo tienen como objetivo hacer piezas y si alguien se quema, como no es ese su objetivo, deben quedarse mirando como el olor a chamuscado se extiende por la planta hasta que el jefe y responsable del objetivo de seguridad haga acto de aparición frente a la fogata que se ha montado.
  • Es mucho más rápido localizar al jefe para que ponga todo su talento en la sofisticada tarea de llamar al 012 que que el primero que vea al colega ardiendo llame ipso facto al 012.

La dilución de responsabilidades es algo que asusta al directivo autoritario que en ocasiones prefiere tener a alguien al que machacar si pasa algo, ya que como vemos en el caso anterior, desde el punto de vista de funcionamiento,  de la eficiencia,  de la seguridad y de la agilidad, la mejor alternativa es no tener un único y concreto responsable de todo. Eso sí tenemos que asegurarnos de que todo el mundo sepa llamar al 012, algo que es relativamente sencillo de verificar en un proceso de selección. Que cualquiera en una fábrica sea capaz de llamar al 012 es un sofisticadísimo concepto de gestión que se llama polivalencia.

Como podemos observar distingo dos formas de analizar la situación anterior:

  • Desde el tradicional punto de vista de control lo importante es tener bien amarradas las responsabilidades.
  • Desde el punto de vista de flujo de la información lo importante es ser ágiles tomando decisiones.

Pensar en cómo se producen los flujos de información en cada situación de una organización nos lleva a entender modelos mucho más eficientes de funcionamiento.

En las próximas semanas continuaré hablando sobre qué deben hacer las organizaciones para ser eficientes en el flujo de la información(aplicándolo a ser operativamente más eficientes, desarrollándose de manera cohesionada, claro), en definitiva sobre cómo ser más horizontales y menos verticales, y no solo tiene que ver con ser capaz de operar con organizaciones más planas…

Saludos,

Fernando Gastón Guirao

Socio Director General

Improva Consulting

Editor improsofia

Deja que tu equipo te sorprenda

Posted in People with tags , , , , , , , on diciembre 5, 2013 by improvablog

bebés-redes-sociales-300x203El pasado lunes le doy un beso a mi hija antes de despedirme y le digo “Volveré el viernes”. Inmediatamente me contesta ¡Vas a estar cuatro días fuera! No tenía en gran estima hasta la fecha las habilidades numéricas de mi hija, por lo que me sorprendió. Los niños siempre te están sorprendiendo, pero si no soy capaz de saber qué es lo que sabe mi hija de 4 años…¿Cuál es mi desconocimiento sobre lo que saben las personas de mi equipo? Seguir leyendo

No hay nada más práctico que una buena teoría… ¡Bien comprendida!

Posted in People with tags , , , , , , , on octubre 2, 2013 by improvablog

Cuando cursé mis estudios de Ingeniería de Telecomunicación desarrollé una forma de enfocar mi trabajo que dudo que hubiesen recomendado a nadie en una academia de estudios.

estudiante dormidoDe entrada, puse solución a una cuestión que me había amargado durante toda la infancia, perder el tiempo en clase.

Hay dos tipos de profesores los que te aportan más que lo que pueda aportarte un libro y los que no.

¿Para qué perder el tiempo con los segundos? La primera semana de cada curso iba destinada a identificarlos y protegerse de ellos.

Un ejemplo del primer tipo de profesor, que está llenando la red de virales, es Walter Lewin , un señor que es consciente de que es mucho más importante su labor de despertar pasión en el alumnado que la de dictar fríos conocimientos técnicos.

http://www.youtube.com/watch?v=ecl8xu3m-7k

Éste segundo video seguro que os sorprende y quizás hasta os despierta interrogantes.

http://www.youtube.com/watch?v=NeXIV-wMVUk

Para el segundo tipo de profesores no tiene sentido que el alumno vaya a clase, es mucho mejor coger un buen libro, leérselo y si tienes alguna duda, preguntas. De esta manera me ahorré muchas horas perdidas en clases inútiles; esta obsesión por la eficiencia me sirvió para obtener buenas notas, simultaneándolo con mejorar mi técnica de ping pong, trabajar full-time durante mis dos últimos años de carrera sin empeorar mi rendimiento académico y tener novia.

the-big-bang-theoryEl segundo gran hábito que inculqué de cara a minimizar el esfuerzo necesario para desarrollar mis estudios, todo por la eficiencia, fue el de estudiarme únicamente la teoría, nada de resolver problemas. Ya sé que esto no es lo que enseñarían en una academia de técnicas de estudio que se precie, pero las técnicas convencionales de estudio me aburrían. A mí me mueven los desafíos y cuando algo ya no es un desafío, me aburre.

La colección de problemas me la leía y simplemente reflexionaba sobre si me vería capaz de resolverlo o no. Me enfrentaba a tres tipos de problemas:

  • Los que veía claros que ni me molestaba en hacerlos,
  • Los que me despertaban dudas los intentaba y si veía que podía con ellos los dejaba y pasaba al siguiente.
  • Finalmente, los que veía realmente complicados, entendía que era porque no acababa de comprender bien la teoría y volvía a repasarme los apuntes. Si después de comprender mejor la teoría veía que sabía resolverlos, los dejaba estar.

¿Tenía sentido estudiar así? Sí, claro, porque mi objetivo en la vida ni era resolver problemas fáciles ni resolver viejos problemas ya resueltos, en aquel momento mi prioridad era enfrentarme a nuevos problemas que una vez resueltos hicieran que el mundo fuese mejor, ¿Qué sentido tenía entrenarme en hacer bien lo que ya sabía hacer? Yo lo que quería era aprender a enfrentarme a nuevos misterios, y para eso me preparé. Resolver problemas, como hacía la mayoría, solo servía para prepararse para resolver problemas ya existentes.

Los estudios sirven para algo más que para adquirir una serie de conocimientos técnicos, sirven también para configurar una seria de hábitos de trabajo que marcarán el resto de nuestra vida, cosas como: la capacidad de organizarse, la capacidad para atender a los detalles, la disciplina, la capacidad de análisis,… En mi caso, yo destacaría:

“La capacidad para saber si una teoría la he comprendido bien y aplicarla correctamente”

teoria y practicaUna de las frases que más odio es la de: “Una cosa es la teoría y otra cosa es la práctica”, es posiblemente, y disculpen la expresión,  una de las gilipolleces que sueltan las personas incapacitadas(por interés o capacidades) para comprender el mundo en que vivimos, por las personas que se resisten a que las cosas cambien, frase frecuentemente utilizada por las personas que hunden familias, empresas o países enteros.

Las personas a las que les parece poco práctico comprender mejor el mundo son incapaces de hacer otra cosas que resolver el problema patrón que una vez aprendieron, que quizás resolvieron por casualidad sin saber lo que estaban haciendo, y que cuando han cambiado las circunstancias no han sido capaces de adaptar el enunciado del problema o la comprensión del problema y han pretendido usar las mismas soluciones.

Un directivo intenta implantar el lean manufacturing y no consigue los resultados espectaculares que cabría esperar, no funciona y si piensa sobre ello, lo que piensa es que eso en su sector no funciona o que en su empresa no funciona, o que su equipo son unos inútiles, pero no piensa que quizás no lo haya hecho bien.  Es decir, fracasa en la resolución de un problema y en vez de releer un libro de W.E. Deming o J.P. Womack para ver qué es lo que no ha entendido y que le ha llevado a una aplicación incorrecta de sus teorías, se conforma con lo que tiene. Y cuando le hables de una nueva teoría de gestión te dirá “Una cosa es la teoría y otra cosa es la práctica”,  frase que es sólo de aplicación cuando la teoría no se ha comprendido correctamente.

Ya lo decía el psicólogo Kurt Lewin “No hay nada más práctico que una buena teoría”, que curiosamente comparte apellido con el práctico profesor con el que abría este artículo.

Estos científicos, que son mucho más listos y saben mucho más que yo, lo explican muy bien, tanto que hasta lo han publicado en la Harvard Business Review, cosa que no me pasará en la vida.

http://stratnotes.com/2012/12/12/theory-vs-practice-what-is-good-theory/

Fernando Gastón Guirao

Socio Director

Improva Consulting

NOTA: Doy por validado el método, los resultados académicos lo avalan al menos para mí.

¿Realmente se aprende en las redes sociales?

Posted in People with tags , , , , , on octubre 1, 2013 by improvablog

red socialSe supone que una de las virtudes de la revolución tecnológica que estamos viviendo tiene que ver con al aprendizaje. Las personas tenemos una capacidad interminable para poner por escrito lo que pensamos y hacérselo llegar a tooooodo el mundo. Cualquier tema que nos preocupe, hacemos unos pocos clicks y enseguida encontramos foros, blogs, archivos en “la nube”,… Podemos leer casi en tiempo real las opiniones de millones de personas, tanto de gente ilustrada como de auténticos borregos, que dicho sea de paso, hay que tomar conciencia de  que también existen y tienen su cuotas de poder.

Sin embargo tengo la impresión de que si las redes sociales sirven de algo no es precisamente aprender, más bien yo diría que sirven para intentar reafirmar nuestros puntos de vista, o al menos es para eso para lo que parece utilizarse. Las redes sociales parecen tener mucho más que ver con la autoestima que con el aprendizaje. Y eso no es muy bueno, ya que…

“Si por pensar como pensamos estamos donde estamos, incrementar nuestra seguridad en que lo que conocemos es lo correcto no puede servir para más que para radicalizar nuestros problemas”

Vamos, digo yo.

ejecutivo gritandoY lo que digo anteriormente no lo digo porque sí, lo digo tras observar la falta de debate real que hay en las redes sociales. Muy interesante entrar en meneame, posiblemente  uno de los lugares dónde mayor “debate” hay en la red, para entender de egos enfrentados, falta de escucha,… Es importante matizar que cuando hablo de debate no me refiero, lo que si que es frecuente encontrar, a dos personas diciendo lo que piensan pasando el uno del otro, sino en  dos personas diciendo cosas como:

  • Disculpa, eso que dices no lo acabo de entender, ¿Me lo podrías aclarar? ¿Por qué lo dices?
  • No me lo había mirado desde este punto de vista, ahora te entiendo.
  • Menuda jaleo ha producido fulanito, me gustaría saber que pasó por su cabeza para hacer lo que hizo.

Es raro que en el blog nadie te lleve la contraria, pero cuando sucede en improsofia a mi me gusta, significa que alguien se lo ha mirado con el suficiente interés como para despertar una reacción en él, que no es poco. Quizás yo no logre inculcar nada nuevo a nadie, pero si yo aprendo algo nuevo, algo habrá cambiado.

Fernando Gastón Guirao

Socio Director

Improva Consulting

Aprender de un imbécil

Posted in People with tags , , , , on julio 9, 2013 by improvablog

20120723-jorge-javierEn menéame alcanzó portada la semana pasada la noticia de que Jorge Javier Vázquez impartía un curso sobre periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que ha sido considerado por muchos un escándalo. Rios de bits se han derramado por internet en protesta por la invitación que recibió ya que parece ser que se le considera un frívolo y un lerdo del que nada se puede aprender…

He de suponer que muchos de los que han criticado al popular presentador se consideran superiores a él: humanamente superiores, moralmente superiores incluso intelectualmente superiores. No sé yo, de periodismo no sé, pero un señor que ha logrado situarse permanentemente en portada de prensa, que cobra un salario de 3 millones de euros anuales (eso dicen), y que logra que le inviten como profesor a un curso universitario, seguro que tiene algo que enseñar. Es más, incluso me atrevo a decir que de Belén Esteban se puede aprender algo, no sé qué, pero seguro que lo hay y podría ser de ayuda a muchos.

Lo de considerarse superior a los demás  lleva al inmovilismo. El texto de Alexander Pope que abre este blog lo dice muy claro

“Algunas personas nunca aprenden nada porque lo comprenden todo demasiado pronto”

Desde el momento que pasas a defender lo que sabes frente a los ataques de los conocimientos y experiencias de los demás, dejas de aprender. La persona que está con esta predisposición a defenderse, tácitamente se cree superior a los demás. En un examen tipo test jamás se consideraría como tal, pero… ¿Qué más da si actúa como si realmente fuese infalible?.

soberbia-1 (1)Curiosamente, las personas que están en disposición de creerse superiores a algunos, me ha demostrado la experiencia, que en realidad tienden a creerse superiores a todos. Ves con cuidado cuando te descubras a ti mismo considerándote superior a alguien, estás a punto de fijar lo que eres y pasar el resto de tu vida siendo exactamente el mismo que fuiste en el pasado, lo que no sería un problema si el mundo no cambiase y tu papel dentro del mundo tampoco. En las empresas y a nivel agregado pasa lo mismo

Durante los últimos meses he trabajado de manera muy activa en la captación de asociados para la iniciativa IESE-INEO, que ya he nombrado en algún post anterior. Uno de los fines de esta iniciativa es la compartición de experiencias entre empresas de diferentes sectores tanto industriales como de servicios. Para incorporarse a esta iniciativa basta con tomar conciencia de que se puede aprender algo de los demás, bueno, y alguna cosa más, no mucho más. Al igual que de Belén Esteban se puede aprender algo, y no lo digo en tono irónico, lo digo con la más absoluta convicción de que así es:

De la más fea de las empresas la más excelente tiene algo, incluso mucho, que aprender.

En este proceso de captación de asociados he tenido la oportunidad de contactar a un buen número de empresas, algunas se han incorporado con entusiasmo, a otras las circunstancias internas (ya sabéis, la crisis) les han impedido volcarse con la dedicación necesaria a tan interesante iniciativa, y de otras, te acababas yendo con un cierto mal regusto de boca. Estos últimos casos tienen mucho que ver con lo que he venido hablando en las líneas anteriores, empresas que tenían serías dudas de que pudieran aprender nada de otras empresas. En estos casos acababa despidiéndome con la sensación de que quizás la crisis todavía no ha golpeado lo suficientemente fuerte.

Cualquier empresa que continúa viva después de la brutal crisis que estamos pasando seguro que tiene algo que hace bien o muy bien: quizás comprar, o unas relaciones especiales con sus proveedores, o un nivel de compromiso enorme de su equipo; para aprender, tan sólo hay que fijarse en lo que hacen bien y en como lo consiguen.

Conclusión: se puede aprender de cualquier imbécil, pero un imbécil con cierto éxito, claro.

Fernando Gastón Guirao

Socio Director

Improva Consulting

Cómo congelar lo que somos

Posted in People with tags , , , , , , on abril 12, 2010 by improvablog

Paseo de Gracia, camino de una reunión paso por delante de uno de esos escaparates en los que todo está tan ordenado que roza lo patológico. Unas pilas de jerseys impecablemente  apilados absorven entre todos la práctica totalidad de los colores del arcoiris. Seguir leyendo

Presentaciones que ayudan a cambiar estructuras mentales

Posted in Innovation, People with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on enero 11, 2010 by improvablog

Nunca he sido especialmente amante de Powerpoint o al menos, no de su uso indiscriminado. Todos hemos tenido que soportar una  de esas interminables presentaciones de powerpoint en las que tras 38 slides hiperdensas ya se te cierran los ojos, estás deseando que termine, no te acuerdas de casi nada y hace 10 slides que has desistido de memorizar nada más. Seguir leyendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 9.503 seguidores