¿Dónde están los superdotados en mi empresa?

Campana gaussSe considera como criterio para definir lo que es un superdotado, aquellas inteligencias que se encuentran por encima del percentil 98 en la campana de Gauss de distribución de inteligencias. Esto, según la escala, puede dar entre 133 y 142 de IQ. Ese percentil aplicado a nivel de nuestro país da del orden de ¡¡¡800.000 superdotados!!! Para hacer maravillas, ¿no? Ante tamaño cantidad de superdotación y tras uno larga jornada conviviendo con proveedores y clientes uno no puede evitar preguntarse ¿Dónde carajo se han metido todos?

Mi cuñado me contó una anécdota que vivió en un taxi en el aeropuerto; al subirse, se dio cuenta de que un listín telefónico colgaba del asiento del copiloto; todavía no existía la telefonía móvil, así que le extrañó. Al comentárselo al conductor, éste le dijo sonriendo: -Dígame un nombre- Mi cuñado abrió por un lugar indeterminado y soltó el primer nombre que encontró. El taxista respondió correctamente paginas amarillasel teléfono sin dudar un segundo, dejando a mi cuñado con la boca abierta. Siguió poniéndole a prueba a lo largo del recorrido y el hombre resultó ser prácticamente infalible. No hay duda de que una buena memoria es un buen atributo para un taxista pero, ¿Es esa la mejor manera de aprovechar para el beneficio del país tamaño recurso? A pesar de que un taxista tiene que tener una buena memoria (hoy con los GPS ya no tanto) ¿Es conducir un taxi la mejor profesión para aprovechar el talento de tamaño genio?  Al menos tiempo para pensar tiene y por ello opta a disfrutar del goce intelectual de toda su jornada laboral. Quizás hasta sea feliz todo el día al volante…

En el siguiente artículo se habla de la sorprendente suerte de varios superdotados. Parece que nuestro taxista mentalista no es un “rara avis” y que lo que a él le sucede es un caso generalizado. Algún tipo de fenómeno psicosocial parece que impide que el resto de mortales disfruten de los beneficios que esas grandes masas neuronales con patas nos podrían proporcionar ¿Qué es lo que hace que esto sea así?

Puedo hacer un pequeño inventario de las causas que intuyo:

1.- Que una persona sea superdotada no quiere decir que siempre tenga la razón. En sus relaciones con los demás, esa persona deberá ser capaz de admitir su equivocación cuando la cometa. En la medida de que sea consciente de su superioridad intelectual, tendrá tendencia  a pretender tener siempre la razón y defenderá sus ideas con enconada pasión, generando las correspondientes barreras frente a los otros. Desgraciadamente la humildad no es valor excesivamente frecuente.

2.- En la medida que su inteligencia es superior, tienden a trabajar con patrones mentales más sofisticados. La comunicación entre personas es más fluida cuando tenemos el mismo punto de vista sobre los mismos conceptos. Sin embargo, una mayor complejidad de patrones mentales implica que para ellos los significados de las palabras están llenos de matices, que dificultan una adecuada comunicación con las personas de su entorno. La comunicación puede permitir transmitir esos patrones a sus interlocutores igualando la capacidad de comprensión de determinadas ideas, pero ello requiere de tiempo y de la voluntad del interlocutor de enriquecer sus puntos de vista para comprender al superdotado.guernica1

3.- Patrones mentales complejos implica intuiciones fuertes (Como nos hace reflexionar Antonio Ortí en el magazine de La Vanguardia) si eres autónomo y puedes hacer lo que te de la gana, perfecto, harás grandes cosas; pero si tus intuiciones te guían en una determinada dirección, posiblemente las razones subyacentes sean de complejidad superior y requieran de mayor tiempo para explicitarlas, explicitación necesaria para convencer a los que te rodean de la bondad de tus planteamientos. La intuición sólo le sirve al que la tiene. Prepárate a preparar interminables powerpoints para defender tus razones. Eso es tiempo y al final uno se cansa de dedicar mucho más tiempo a convencer a los demás que a desarrollar sus ideas, es frustrante.

4.- Los estilos autoritarios de dirección, áltamente dominantes en las organizaciones, son especialmente perjudiciales para ellos. Es más difícil pecar de sumisión cuando se es plenamente consciente de las limitaciones intelectuales y de la pobreza de las ideas de la persona que pretende hacerte acatar sus órdenes. Desafiar a un superior autoritario es garantía de bloqueo de la carrera profesional.

5.- La realidad es enormemente compleja y existen multitud de riesgos y aspectos difícilmente evaluables en cada decisión de negocio que debes tomar. Una mayor inteligencia te hace tomar mayor conciencia de los riesgos que te envuelven, en la medida que realizas análisis más complejos de tu entorno. Pero esa mayor percepción de riesgos es fuente de bloqueos tanto a la hora de emprender nuevos proyectos, como de realizar evaluaciones en situaciones de incertidumbre. En ambas situaciones precisarás de dosis adicionales de arrojo.

Estudiante aburrido6.- El mundo de la docencia no está preparado para dar cobertura a este tipo de perfiles. El tedio de la acción formativa, muy por debajo de sus posibilidades, acaba eliminándoles todo estímulo a su interés en aprender. También están especialmente preparados para identificar lagunas en las capacidades del profesorado, que queda devaluado frente a sus ojos. Existe un sorprendente porcentaje de superdotados que a penas logran terminar la enseñanza secundaria y no es de extrañar.

7.- En la medida en que superado un desafío  desaparece el estímulo para continuar, tienen tendencia a dejar las cosas a medio finalizar para pasar a acometer tareas que les vuelvan a hacer utilizar todos sus recursos. Es como un atleta que está demasiado rato sentado, la tensión de sus músculos le obliga a ponerse de pie para aprovechar la energía acumulada en sus piernas y liberar las endorfinas que la actividad física le proporciona. Las mismas endorfinas que como dice Jorge Wagensberg producen El Gozo Intelectual, que el Premio Nobel de Física Leon Nederman califica como mejor que el goce sexual.

dog_with_huge_ears 2Pero como directivos ¿qué podemos hacer frente a las personas que identifiquemos como intelectualmente superiores?

  • – Apuntarles a un excelente curso de escucha activa control emocional y comunicación, ayundándoles a equilibrar su perfil en el terreno de lo emocional.
  • – Proporcionarles responsabilidades dándoles amplios márgenes de actuación.
  • – Plantearles desafíos de magnitud, que les permitan sentirse motivados. Ubicarlos en áreas en las que sus capacidades analíticas puedan ser puestas a rendir.

– No tratar de imponer nuestros puntos de vista, dándoles tiempo para expresarse cuando no acabemos de comprenderles. Gastar especiales dosis de escucha activa con ellos.

– Que trabajen en equipo y que en el mismo haya personas capaces de completar y rematar las tareas más tediosas.

Pero lo que realmente ayudaría es realizar cambios en el sistema, porque lo que pasa no dista mucho de lo que sucede a otros colectivos minoritarios como sordos, ciegos, disminuidos psíquicos o personas con discapacidades físicas. El hecho de que la inteligencia extrema sea un atributo positivo no quita que las consecuencias para el que goza de dicho atributo puedan ser devastadoras. Una reforma del sistema educativo debería ayudar a que estas personas desarrollasen plenamente su potencial y al resto de la sociedad a convivir con ellas.

Lo malo es que la falta de visión es claramente un handicap y apoyarlo institucionalmente es políticamente correcto, sin embargo, el “exceso” de inteligencia no es tan evidentemente un problema y apoyarlo no daría demasiados votos, ¿o si? 800.000.

AUTOR: Fernando Gastón Guirao

Anuncios

55 comentarios to “¿Dónde están los superdotados en mi empresa?”

  1. El que suscribe, a pesar de haber sido evaluado con un coeficiente intelectual de 121, sospecha que es un superdotado, y lo argumenta del siguiente modo (pide disculpas por adelantado si este mensaje se interpreta como “no demasiado modesto”):

    ¿Cómo si no se explica que todas mis calificaciones de COU (no figuraba Educación Física) fueran sobresalientes?

    Yo era de los que (no creo que abunden) no podía esperar a empezar el curso. Devoraba los libros de Física y Ciencias Naturales en cuanto los compraba.

    En una ocasión en Matemáticas de tercero de BUP planteé la resolución de un problema de Geometría por un método “diferente” pero estrictamente correcto. El profesor me envió al pupitre despreciando mi atrevido enfoque y calificándome de “filósofo”.

    Nota de Selectividad: 9 con algo

    Durante la carrera (ingeniería de telecomunicación) el rendimiento académico fue bajando (supongo que empezaba a sentirme quemado) pero no faltaron entre las notas finales algunos sobresalientes (o casi) en primero (8.5 en Álgebra, 9 en Física), incluso un 8.5 en Electroacústica en quinto.

    Mientras estudiaba cuarto de la carrera impartía clases en una Academia de resolución de problemas de campos electromagnéticos (asignatura de tercero) y en quinto de Electrónica de semiconductores (Básicamente Física del estado sólido), de segundo de carrera.

    Matrícula de Honor en el Proyecto Final de Carrera (que incluía algunas fórmulas de mi cosecha).

    Quiero puntualizar aquí que mi punto fuerte no es precisamente una memoria que me permita recordar una guía telefónica (al contrario, reconozco ser un inútil para semejante proeza) o la facilidad de cálculo mental, sino más bien la capacidad analítica, el pensamiento conceptual, la capacidad de abstracción y la capacidad de detectar relaciones entre conceptos y de deducir conocimiento nuevo.

    Los problemas acabaron haciéndose evidentes. Durante mi vida me había sentido tan incomprendido (y despreciado) por mi entorno inmediato que acabé desarrollando ansiedad crónica, necesitando tratamiento psiquiátrico e ingresando por este motivo varias veces.

    Contradiciendo las indicaciones facultativas, cuando me encontré bien de nuevo por un periodo suficientemente prolongado, dejé la medicación por mi cuenta y no he vuelto a tener problemas. Es más, ahora me encuentro mejor que nunca.

    Ni que decir tiene que esto me apartó durante años del mercado laboral, y que actualmente me resulta especialmente duro defender mi trayectoria profesional en una entrevista de trabajo.

    Además a prácticamente ningún seleccionador le importa lo más mínimo mis hazañas académicas. Prácticamente es el historial de logros profesionales y la experiencia acumulada lo único que pesa hoy en día para defender una candidatura. Si se le diera al potencial demostrado la importancia que merece …

    … Y sigo luchando (prácticamente es una cruzada personal) por encontrar un trabajo que me permita ejercer mi profesión, a pesar (o por causa) de todo lo explicado.

  2. Marcelo Gallardo N. Says:

    Un interesante, nuestro entorno esta desarrollado para el promedio intelectual de las personas, el problema en las instituciones educativas es que no se hace la diferenciación de grupo. Una educación más personalizada, decuerdo a las competencias y habilidades mejorando el desarrollo del pensamiento, dando importancia a los valores humanos. En nuestra sociedad con el problema de la pobreza, realmente la democracia se debilita, actualmente el marketing político, influye a las masas con el arte del engaño. Un superdotado por su herencia genética y su ambiente, puede tener habilidades las cuales deben adaptarse a un programa especial de educación. Nuestra realidad es esa, multicultural, multiétnica y con diferencias de capacidades intelectuales.

  3. improvablog Says:

    Hola Juan Manuel,

    las medidas de los IQ no son estables. Hoy das 121 y mañana das 140 ya que la medición de IQ no es una ciencia exacta y las personas no estamos siempre en las mismas condiciones mentales para contestar a un test. Por otro lado, la distribución de coeficientes de inteligencia es un continuo y no por alcanzar el percentil del 2% superior te aparecen de repente todas los posibles problemas asociados a la superdotación. Existen tests on-line serios que te pueden permitir evaluar tu IQ, aunque tb hay que tener en cuenta que a partir de cierta edad empieza a declinar. Hay aspectos personales que influyen y que cada uno lleve su cerebro con más o menos equilibrio. Tener 121 puede ser más que suficiente para acarrear la problemática que describes, que es bastante común, y obtener un excelente rendimiento académico. Felicidades y esperemos que todavía estés a tiempo de sacar pleno rendimiento de tu mente privilegiada en el mundo laboral.

  4. Hola:
    Quizás los superdotados en algún aspecto intelectual (gran memoria, gran capacidad para las mates de infinitas dimensiones, etc.) tengan una poca inteligencia emocional que los hacen, por lo menos, ‘difíciles de gestionar’. Dicho de otra manera: de qué sirve que seas una maravilla en física cuántica si no sabes trabajar en equipo?
    De todas formas, creo que es una lástima que se desperdicie tanta materia gris de tal calidad.
    También, para acabar, decir que algunas cosas que comentas que les pasa a los superdotados es lo mismo que sufren los ‘dotadillos’ como yo. Al fin y al cabo, cuántas empresas aprovechan el máximo de sus empleados tengan el IQ que tengan ?

  5. Coincido en que a veces no se aprecia bien el talento de la gente, pero por otro lado de nada sirve los talentos si no los podemos poner a trabajar.
    Algo que deb ser muy valioso en las organizaciones, es precisamente la identificación de los talentos y el potencial de los demás.
    Saber, es saber hacer…en pocas palabras hay que demostrarlo y ponerlo en práctica.

    Existe un pensamiento relacionado al tema, que comparto :
    Nada en el mundo sustituye a la constancia. El Talento no la sustituye, pues nada es tan común como los inteligentes frustrados. El Genio tampoco, ya que resulta ser tópico el caso de los genios ignorados. Ni siquiera la Educación sustituye a la constancia, pues el mundo está lleno de fracasados bien educados. Solamente la constancia y la decisión lo consiguen todo.

  6. improvablog Says:

    Hola Avelino,

    el tema es que las personas personas medias tienen inteligencia emocional media para manejarse con personas medianamente inteligentes emocionalmente hablando (valgan todas las redundancias), porque con esa inteligencia emocional basta. Lo que pretendo destacar en el post es que no vale si las personas muy inteligentes tienen el doble de inteligencia emocional, si sus interlocutores no la duplican para hacer un sobre esfuerzo extra, requerido para para ponerse en la piel del individuo tan especial que tienen delante. Ambos deben hacer el esfuerzo, ya que se aprecian carencias en los dos interlocutores.

    Es cierto que lo que les pasa a los superdotados le puede pasar a cualquiera. A fin de cuentas la distribución de inteligencias es un continuo, simplemente, es intuitivo pensar en una cierta linealidad entre el IQ y el nivel de problemática social.

    Un saludo y gracias por tu aportación

  7. Soy superdotado de los profundos (mi C.I. es 180)y el punto 1 es el que no estoy de acuerdo, si bien no es falso del todo. Normalmente para que admitamos que no llevamos la razón somos cabezudos a menos que las pruebas sean claras, pero lo que le sienta mal a la gente y estropea las relaciones no es esto si no cuando logramos demostrar que nosotros no estábamos equivocados, lo que suele ocurrir la mayoría de las veces incluso varios años después.

    Por cierto un gran expediente académico suele ser incompatible con la superdotación debido a que se falla a la hora de evaluar nuestros conocimientos, habiendo parte de culpa por ambas partes. Por otro lado resulta que en el rango de 120 a 135 de C.I. es en el que se encuentras las gentes con los mejores expedientes académicos, y a partir de 135 empieza a descender estos resultados.

  8. Fco . Javier Says:

    En este país no se potencia ni el talento, ni el I+D, que es donde la capacidad intelectual de los superdotados podría y deberia ser aprovechada. Por otra parte, sería necesaria uan poco mas de humildad por parte de los directivos que podrían sacar provecho de estos talentos y un poco de inteligencia emocional por parte de los superdotados, es necesario que ellos comprendan que la “velocidad de proceso” de la mayoria e inferior y necesitan tiempo para entenderlos o confianza abslouta para dejarles hacer, lo cual también requiere tiempo. Paciencia hasta que encontreis donde sacar provecho a vuestra capacidad.

  9. Jo! La verdad es que todos esos comentarios son ciertos… una a una podría dar ejemplos de esas afirmaciones.

    Es todo un tema, más aún si añades el hecho de una educación dirigida a fomentar el mensaje de que “todos somos iguales” de una forma inadecuada. Tanto que por el que el hecho de “tener una particularidad” sobresaliente uno puede llegar a sentirse culpable o frustrado por que no le puedan comprender. Así como abusón, pedante, repipi…

    Es un tema complejo que requiere atención y es un agrado saber que existe gente que se preocupa por dirigir bien a lo que son, sin duda, recursos de alto valor para la empresa.

    Enhorabuena por el post!

  10. improvablog Says:

    Hola GDX,

    en el primer punto llevás razón, aunque un IQ alto no “garantiza” que siempre la tengas. 🙂

    Un saludo:

    Fernando

  11. improvablog Says:

    GDX, interesante dato el que apuntas sobre rendimiento académico. ¿Cuál es la fuente?

  12. Continuo sobre el 1 punto y es que aunque el problema tiende a desaparecer en la edad adulta el mal ya esta echo y se origina en un problema de socialización de niños en 2 puntos:

    1. Los niños por norma social se tienen que juntar con otros niños de la misma edad ( ej. Escolarización), lo cual frustra al superdotado ya que su desarrollo mental no corresponde con el físico.

    2. Cuando se junta con niños con un desarrollo mental similar tiende a ser considerado inferior por su edad, debido a que la norma anterior implica que la edad determina la capacidad y el conocimiento de los niños, teniendo como resultado da que un niño mayor siempre sabrá mas que uno mas pequeño.

    Otro tema aparte es que el superdotado tiende a ser mas independiente, con un marcado sentido de individualidad y a no ser influenciado tanto por la modas y los comportamientos gregarios, el resultado de esto es que tiende a destacar en los grupos por ser diferente y de hay parte rechazo por parte del grupo. Si cogemos un grupo formado por gente normal y otro por superdotados se apreciara claras diferencias, la principal es que el grupo de gente normal tiende a ser homogéneo y fomentar la homogeneidad mientras que en el de superdotados se nota heterogéneo y con un gran respeto a la individualidad de cada uno.

    Sobre lo del rendimiento es un dato aproximado y mi fuente es mi psicólogo, de toda manera siempre se apunta a ese dato cuando se definen las capacidades del C.I. pero no de una manera tan directa, un ejemplo seria: http://iq-test.co.uk/faq/ .

  13. […] fue publicada el Octubre 21, 2009 a las 10:46 am ………………………………… Fuente: Improsofía   Imagen: Smart manager […]

  14. Hola GDX:
    No estoy de acuerdo en tu punto 1:

    “1. Los niños por norma social se tienen que juntar con otros niños de la misma edad ( ej. Escolarización), lo cual frustra al superdotado ya que su desarrollo mental no corresponde con el físico.”

    Llamas ‘desarrollo mental’ al ‘desarrollo de la capacidades intelectuales’ ?
    Creo que los niños superdotados se aburren en clase de matemáticas porque están por delante de lo que les están diciendo, pero luego, en el patio, son descartados porque NO tienen ‘inteligencia social’. Tan fácil que es resolver problemas matemáticos y tan difícil que les es solucionar problemas interpersonales.

    Tampoco:

    “Otro tema aparte es que el superdotado tiende a ser mas independiente, con un marcado sentido de individualidad y a no ser influenciado tanto por la modas y los comportamientos gregarios, el resultado de esto es que tiende a destacar en los grupos por ser diferente y de hay parte rechazo por parte del grupo. ”

    Como te digo, creo que eso es por su falta de inteligencia social.

    Donde quiero ir a parar:

    La gente que se conoce hoy en día como ‘superdotada’ son grandes técnicos pero pésimos líderes. Para ser un líder hay que tener ‘carisma’ y saber ‘llevar a la gente’. No se si me explico con claridad. Resumiendo: los grandes ‘cocos’ son grandes investigadores, los que tienen una inteligencia emocional portentosa son grandes organizadores y catalizadores.

    Quizás para una IQ de 240 sea muy muy importante entender la relación de las dimensiones 6 y 11 en la teoría de las supercuerdas (me lo invento) y no le de importancia a hablarle con cortesía a su pareja… pues bien, tan importante es lo uno como lo otro en el desarrollo personal completo.

    Saludos

  15. improvablog Says:

    Hola Avelino,

    no estoy de acuerdo contigo 🙂 Tu postura es que si eres superdotado es tu poblema y tu tienes que ser emocionalmente inteligente. Es como si a un cojo en vez de hacerle una rampa le dijeras que aprenda saltar mejor a la pata coja para subir escaleras, no es mi problema. El tema de la inteligencia emocional aplica a los superdotados pero también aplica al resto. Tanto esfuerzo ha de hacer el superdotado por entenderse con los demás como los demás con el superdotado, tus argumentos no hacen más que pasar la patata caliente al lado de los menos favorecidos, insisto. No es que sea menos inteligentes emocionalmente, sino que requieren de mayor inteligencia emocional. Los superdotados se entienden entre ellos a la perfección!!! 🙂
    Te planteo un punto de vista alternativo un poco rompedor, que no necesariamente comparto, pero que da para pensar que es de lo que se trata (no vamos a resolverlo aquí :): EL problema no es que no haya líderes superdotados el problema es que para que un superdotado esté en todo lo alto de una organización y pueda ejercer de líder, tiene que pasar por un montón de filtros que le dejan fuera de juego y que hacen que en el vértice impere la mediocridad…

  16. Hola Improvablog:

    Igual no me he explicado bien.

    Primero, ser superdotado no es lo mismo que ser cojo. El problema no lo tiene el superdotado por el hecho de serlo, si no, en los casos que proceda, esos individuos son inadaptados (supongo que no pasa en todos los súpers).
    El problema de verdad (según lo veo) es que medimos el IQ por una serie de tests que no tienen nada que ver con la llamada ‘inteligencia emocional’. Así, si se les hiciera tests adecuados (y tiempo al tiempo), resultará que un actual 240 podría pasar a 95. (ojo, no digo que a todos !)
    Todo depende cómo puntúas la capacidad de abstración matemática (actualmente mucho) y cómo puntúas la capacidad de resolución de conflictos o la capacidad empática (actualmente nada).

    Para mi, la Humanidad necesita más de seres empáticos que seres que calculen la viabilidad de bombas atómicas.

    Bueno, en resumen, lo que quería decir es que los tests sólo miden ciertas capacidades y no tienen en cuenta otras que, personalmente, las considero tanto o más importantes como las oficiales.

    Y eso de que los superdotados se entienden entre ellos a la perfección… mmm déjame que lo ponga en duda, y si a caso, se entenderán como se entienden los que tienen ‘una característica común’ (por no poner ningún ejemplo concreto).

    Y en cuanto a tu punto de vista alternativo, tú mismo dices que ‘ese montón de filtros que dejan fuera de juego a los súpers para ser líderes’ no son más que pequeños problemillas para los súpers en int. emocional. Además, seguramente no serviría para el cargo.

    Para acabar, la mediocridad en las cúpulas creo que es porque los que las controlan no son ni súpers IQ ni súpers emocionales, sinó hijos, amigos, y enchufados varios de las antiguas cúpulas.

    Saludos cordiales.

  17. Algunas ideas sueltas de otro que también es superdotado:

    Eso de que si eres superdotado careces de habilidades sociales es un mito y carece de toda lógica.

    Lo que pasa en realidad es que siendo superdotado, en tu vida se darán muchas circunstancias que puede que te lleven a convertirte en un asocial:

    Cuando eres niño, tus intereses tienen poco que ver con los de los demás niños, eso no ayuda a socializar.

    Y eso no se queda en la infancia, durante el resto de tu vida, veras que te aburres con cosas que a los demás le resultan apasionantes (un ejemplo tópico, el fútbol).

    Tu modo de ver el mundo es diferente al de los demás, no te conformas con saber como es, ademas tienes que entenderlo y acabas teniendo modelos abstractos de todo lo que te rodea. Es por eso también que se nos atribuye lo de cabezotas, porque cuando no estamos de acuerdo con algo, lo que pasa en realidad es que ese algo se contrapone al modelo mental correspondiente, así que no se trata de cambiar una o dos ideas sino de modificar todo un modelo. Ademas, ves que la mayoría de la gente a tu alrededor piensa en base a de reglas heuristicas que han ido acumulando con la experiencia y eso hace que no te inspiren demasiada confianza…

    Puedes ver claramente como los demás no saben pensar racionalmente, como sus lineas argumentales tienen fallos de órdago. Esto es especialmente traumático porque te impide comunicarte con ellos… en fin, todo el mundo sabe lo difícil que puede resultar explicarle algo a un tonto… pues ahora imaginaros que esto os pasa el 90% del tiempo.

    La discusión no es un enfrentamiento personal, es un placer, una forma de intercambiar ideas y desarrollarse intelectualmente… este es otro de los motivos por los que nos tildan de cabezones.

    Puedes llegar a intuir con bastante claridad como piensan los demás, sus motivos, etc.

    Puedes ver claramente como la mezquindad es el origen de la mayor parte de los problemas de la humanidad.

    Afortunadamente, este esceso de inteligencia tambien te permite verte a ti mismo y analizarte, y si no eres muy capullo acabaras concluyendo que lo que tienes es un don, igual que Maradona tenia el suyo propio y que es mejor no seguir sus pasos y cagarla!!!

    Acabas esforzandote por no ser asocial en demasia, y valorando a las demas personas por otras virtudes de las cuales la inteligencia es una realmente poco importante…

    Tambien puedes concluir que ser un asocial no es tan malo…

    Tambien puedes concluir que porque a esa panda de gilipollas les va mejor que a ti en la vida y convertirte en un capullo…

    etc., etc., hay muchas posibilidades…

    Lo unico que me gustaria añadir es que los superdotados como tal tampoco existen, la inteligencia o mejor dicho la mente humana tiene muchas habilidades, cada una con su importancia y a cada persona le toca una combinacion distinta… no voy a negar que haya combinaciones maluchas y otras mas afortunadas, pero no creo que los superdotados sean buenos en todo, solo en las cosas que se miden en los test de inteligencia que no son las mas importantes en la vida!!!

  18. El “desarrollo mental” no es el “desarrollo de las capacidades intelectuales” si bien ambos están relacionados, en realidad en el “desarrollo mental” entran habilidades no intelectuales a parte de las intelectuales.

    En el desarrollo de una capacidad o habilidad de la mente humana se debe a dos factores, uno intrínseco que viene definido por la genética y el otro que es el aprendizaje. Las capacidades intelectuales son aquellas capacidades mentales en las que el factor dominante es el aprendizaje (matemáticas, idiomas…) y existen otras en las que predomina el marcaje genético, como puede ser la memoria.

    Lo que yo digo no es que el problema de socialización del superdotado no viene debido a la falta de inteligencia social, si no que viene de que los cánones y normas de las sociedad le dificultan el aprendizaje de las habilidades sociales de forma correcta por el echo de ser diferente. Un ejemplo de esto, no particular de un superdotado, seria el de en un niño de 10 años al que no le guste el fútbol, pues esto le produce un rechazo por parte de la mayoría de los otros niños y un gran problema de socialización, debido a que la norma indica que le debe de gustar el futbol y por tanto el fútbol sera un tema recurrente.

  19. Yo tengo un familiar propietario de una empresa de transportes que ocupa a algo más de 80 perosnas. Él es un hombre hecho así mismo, es decir un españolito sin cultura y sin graduado escolar que ha luchado por hacerse un hueco en el mundo económico. Pues bien, ese seños no tiene en plantilla a nadie con carrera universitaria.

    Es una persona desconfiada, como tantos españoles, que no se fia de entre los que presumen saber más que él. A lo largo de mi experiencia personal, ese estereotipo, sin ser tan exagerado, se ha ido repitiendo de jefe en jefe. Pocos han sido los que han buscado más talento que el suyo y mi entorno es el tecnológico donde se entiende que el conocimiento y la inteligencia son factores diferenciales importantes. Sin duda la idiosincrasia de este país discrimina a los listos en demasiadas ocasiones.

  20. Parece que Fernando ha dado con un tema que da lugar a comentarios abundantes e interesantes. Voy a añadir un par más, comentarios por otra parte bastante evidentes.
    Primero, que parece que el blog Improsofía tiene lectores inteligentes, sean superdotados o no. (Esto viene a ser una forma hábil de echarse flores. :))
    Segundo, y éste va más en serio, Fernando ha venido a plantear que la sociedad necesita descubrir cómo aprovechar capacidades valiosas; que a veces los mejores recursos humanos se desperdician. Pues claro que sí, pero tiene que tratarse de un camino de doble sentido. Llevando el argumento al extremo; nadie es capaz, por inteligente, fuerte, emocionalmente equilibrado… que sea, de sobrevivir sólo en un desierto. Semejante proeza lo puede conseguir una pequeña tribu, aunque no haya nadie especialmente listo, guapo…

  21. Información Bitacoras.com…

    Esta anotación ha sido propuesta por un usuario para ser votada en Bitacoras.com.
    Para que el proceso finalice, deberás registrar tu blog en el servicio….

  22. Vale, de la teoría a la práctica.
    A mis cuarenta y pocos tacos, ya ves tu…(como dice el maestro Sabina), me he cansado de estar continuamente “adaptando” mi “inteligencia social” al entorno y he llegado a la conclusión de que si el entorno no me entiende o no estoy sintonizado con el pues peor para el entorno, el se lo pierde. El autodesarrollo de mi inteligencia social me dice que ya está bien de perder el tiempo y es momento de montármelo a mi aire. He creado una empresa que me ha llevado a la ruina por queres seguir los cánones, sentirme integrado en “algo” y ganarme un poco de respeto por parte de algunos. La he cerrado. He vuelto a reinventarme laboralmente y ahora, ante la mirada incrédula y comentarios jocosos de los de antes (los del respeto) facturo 3 veces más que antes con un 10% de gastos.
    Antes de eso he aguantado durante cuatro años el moobing (creo que se llama así) de un jefe que a los 3 meses empezó a verme como una amenaza, y todo porque pensaba que la fuente de conflicto era yo, como siempre.
    No se si soy “super”, “supra” o “minus”, pero tengo claro que en un mundo de mediocres solo se obtienen resultados mediocres, con educación mediocre, docentes mediocres y sistemas mediocres. Lamentablemente todas las teorías educativas se quedan en eso, teorías. Lo que se sale de esa mediocridad es incómodo por definición, tanto por arriba como por abajo. Lo que se sale por abajo es sencillo, lo que se sale por arriba es peor. Eso de pensar en demasía siempre ha sido un problema.
    A todo esto, no tengo ni idea de mis notas, nunca llegué a COU, ¿pero conocen algún doctor en bachiller? Un primero, dos segundos y tres terceros. Y lo aprobé a los 25. Sobre mi CI, pues no me creo nada pero según el test estoy entre 135 y 155. Y a mi qué.

  23. Gabriel Ginebra Says:

    Algunas peliculas recientes sirven para analizar el tema “El Indomable Will Hunting”, “Una mente maravillosa”, “El tormento y el extasis”. Ahora en El Aprendiz también se plantea este dilema. Ya Horacio habla de las ventajas de la Aurea Medocritas. En las organizaciones los más dotados suelen ser problemáticos. Vivimos una cultura dónde no se acepta la diferencia de capacidad, por tanto, se discrimina a quién destaca, con el vacío y tal. Los mejores están llamados a ser solitarios, gente más bien deforme -concentrando gran capacidad a costa de la pérdida de equilibrio- a Einstein no le aguantaban en su casa. En fin, me dice una experta en superdotación que el concepto se va vaciando en la medida que uno madura.

  24. Hola,
    soy madre de dos hijos, y hubiera pagado para que hubieran salido a su madre.
    Mis dos hijos son superdotados, y ya de pequeños lo pasan mal, muy mal.
    Intento empatizar con ellos recordando mi época escolar, y la verdad es que los compadezco.
    He tenido la suerte de tener una buena educación y una familia que no dejó que llevara a cabo mis mil ideas de “los mundos de yupi”.
    Intento formar a mis hijos en una buena inteligencia emocional; tarea dificil.
    No sueño con que sean grandes triunfadores, como tampoco lo he sido yo, pero me gustaria que supieran encontrar como sacar partido a sus capacidades.
    Saludos a todos, y gracias por compartir vuestras opiniones

  25. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Se considera como criterio para definir lo que es un superdotado, aquellas inteligencias que se encuentran por encima del percentil 98 en la campana de Gauss de distribución de inteligencias. Esto, según la escala, puede dar …..

  26. GDX, esto va por ti. Siento decirte que no te has lucido precisamente en tu intento de ilustrar lo que decías sobre la incompatibilidad entre la obtención de un gran expediente académico y la superdotación: El enlace que incluyes no dice ni una palabra al respecto.

    Otro punto en el que discrepo, GDX. ¿Acaso el aprendizaje de un idioma no está directamente relacionado con la memoria? ¿La memoria no tiene nada que ver con las capacidades intelectuales?

    Sobre la tan sobrevalorada inteligencia emocional, normalmente asociada a cualidades como la empatía y la complicidad, debo decir que mi exceso de empatía (ahora sé que era excesiva) ha sido la causa de buena parte de mis problemas para integrarme socialmente.

    Lamentablemente vivimos en una sociedad de mierda en la que el respeto, en lugar de brindársenos gratuitamente (como debería ser si no se demuestra su no merecimiento) te lo has de ganar a hostias, sólo la agresividad (o las amenazas intimidatorias) pueden ayudarte a ganarte el respeto de los mezquinos y los mediocres, si consigues detenerlos a tiempo. Si vas de pacifista (o si realmente lo eres) lo único que consigues es crearte una imagen de débil, de pusilánime, y te conviertes automáticamente en el blanco de la violencia ajena, ya sea en su versión física o (a veces peor) psicológica. Lamentable pero cierto, lo digo por experiencia.

    En un mundo ideal, no dirigido por la mediocridad, la frase “pensar en demasía” nunca se pronunciaría, ya que la mayoría de la gente (supongo que ninguno de ellos superdotado) piensa mucho menos de lo que debería si comprender mínimamente el mundo para intentarlo mejorar entrara en sus aspiraciones.

    Anna, no te aconsejo que compadezcas a tus hijos. Deberíamos reivindicar el “orgullo del superdotado”. ¿Acaso debe avergonzarse un superdotado de su superioridad intelectual?

    Estoy bastante de acuerdo con lo que dices, pepo (muy en línea con lo que he comentado aquí).

    Quería matizar lo que apuntas de la “velocidad de proceso”, Fco. Javier. A veces el superdotado no se caracteriza precisamente por la labia o la facilidad de palabra, puede ocurrir también que tarde algo más en elaborar su discurso porque se preocupa más por su coherencia y solidez, y es más cauteloso con la posibilidad de equivocarse (Si es lo suficientemente inteligente no descartará esa posibilidad.).

    Entonces puede producirse el fenómeno inverso, que el entrevistador espere de su interlocutor (el superdotado) una velocidad de discurso mayor que la que éste finalmente le ofrece. Esto puede ser mal visto en este mundo dominado por charlatanes de feria.

    Gracias a todos por sus aportaciones.

  27. Oscar Peral Says:

    Hola,

    Creo que se generaliza demasiado, no solo en este tema, sino en todos. En la siguiente página web explican un poquito más sobre el tema:
    http://www.mensa.es

    No se puede pensar que todos los superdotados son iguales pues en alguna ocasión el mismo tendrá aptitudes más altas para unos temas y en otros casos serán para otros (Ej, se puede ser superdotado para las matemáticas pero no para la literatura).

    Saludos,

  28. Juan Manual, no quería ilustrar y el enlace es mas bien con una relación casual, el informe mas cercano a lo que me refería en la relación de CI y expediente académico es de pago. De todas maneras si hubiese querido justificar lo habría echo a través de las causas de que exista dicha relación, como podrían ser los siguiente artículo: http://revistas.ucm.es/edu/11368136/articulos/FAIS9898110117A.PDF

    Por otro lado respecto al siguiente punto que estas en desacuerdo lo as malinterpretado, ya que la si bien el aprendizaje de un idioma implica a la memoria, la memoria no implica el aprendizaje de los idiomas, es una cuestión de lógica por tanto la relación es en un solo sentido. Lo que indicaba es como se distinguen las capacidades que son solo mentales de las también son intelectuales. De todas manera la mayoría de las capacidades mentales e intelectuales humana se relacionan entre ellas, por lo canto casi siempre se podrá encontrar relación entre varias.

  29. improvablog Says:

    Oscar, la correlación entre unos tipos de capacidades intelectuales y otros es enorme. Las habilidades matemáticas y lingüisticas están extremadamente correladas. Un elevado número de sinapsis neuronales, que parece ser a nivel orgánico la clave de la cuestión, es tan válida para el piano como para las ecuaciones diferenciales como para la lingüistica; que desarrolles más habilidades en un terreno que en otro, tiene más que ver con el uso que como individuo hayas decidido hacer de tus capacidades o de las circunstancias que en tu entorno te hayan llevado a desarrollar unas frente a otras. La corteza cerebral es bastante homogénea en su funcionamiento y extremadamente flexible.

  30. Suscribo totamente lo que apuntas, improvablog. Por ejemplo, una buena memoria, importantísima para el cálculo mental o para estudiar Historia (si aspiras a retener chorradas como fechas, listas de nombres de los Reyes Godos, o qué país firmó qué tratado), es también crucial para llegar a ser un virtuoso de un instrumento musical.

  31. Bueno Fernando, he leído tu post y me he divertido bastante.

    Ahora bien, tienes ahí un error de cálculo. Estás buscando esos 800.000 superdotados… bueno, te voy a ayudar a encontrarlos:

    De esos 800.000 solo la mitad están en edad laboral (400.000) de los cuales otra mitad (200.000) tienen entre 25 y 40 años, que estimo es la edad media que pueden tener los empleados de tu compañía. De todos ellos, el 17% residen en Cataluña, que es donde tú trabajas (unos 35.000, la mitad de ellos hombres y la otra mitad mujeres).

    Ahora divide esos 35.000 seres humanos entre las empresas de esta comunidad No he sido capaz en el ratito que invierto en hacer este post de averiguarlo, pero deben ser bastante más entre industria, comercio, restauración, servicios profesionales, educadores, etc…

    No te preocupes. Toca a menos de uno por empresa. Bastante menos.

    Aunque en realidad esto funciona al revés, puesto que son los superdotados los que, se supone, son capaces de desarrollar las habilidadaes para escoger destino, es decir la empresa dónde van a desarrollar su trabajo. Así que no ha de extrañarte que la media que de aún más mermada porque conozco a más de 5 ó 6 empresas donde trabajan 4, 5 o 10 personas y la mayoría de ellas, y en ocasiones todas ellas, son auténticos superdotados.

    Ánimo.

  32. Yo creo que la superdotación y su posterior valoración depende de la cultura social inserida…En los países latinos se valora poco o casí nada a los superdotados. La cutura de la meritocracia es inexistente, valiendo más factores familiares (en influencia en los trabajos y notas) y que sigan la opinión establecida por esas familias…Los ‘genios’ son los que trabajan poco y ganan mucho… Los países sajones valoran más los patrones de creatividad, ideas nuevas, el self made man….Good will hunting (ya referido previamente) enseña lo que los americanos pesan de los superdotadas (personas que hay que ayudar porque valen mucho)…

  33. Hola Fernando,

    No se de donde has sacado esta información, pero en lo que a mi respecta le has dado en el clavo en todos y cada uno de los puntos, incluso el primero.

    1. A mi me ha llevado muchos años aprender a escuchar otros puntos de vista abiertamente (aunque esto es algo genérico de las personas, creo que con los superdotados se acentúa).

    2. Entenderme con los demás… tarea imposible!!! Me gustó lo de los matices en las palabras, eterna discusión con mi novia… y eso que es muy inteligente.

    3. Este punto me sorprendió, no lo veía desde este punto de vista, pero es cierto que otra de las cosas que tuve que aprender es a explicarme como si lo hiciera a un niño, e insisto, esto se acentúa con la superdotación, pero existe a todos los niveles.

    4. Esto es lo peor que te puede pasar… ya me he quedado en la calle alguna vez por esto.

    5. En general no me aplica, quizás por mi carácter es arriesgado.

    6. Me aburrí en primaria, me aburrí en secundaria, me hostié en la universidad y la dejé dos veces.

    7. Casi totalmente de acuerdo, yo prefiero el sexo 😛 Ahora en serio, a mi me pasa mucho eso de que necesito tareas complicadas, titánicas, dedicar me 100% a algo, si no, me aburro, lo hago mal, a desgano y es una putada, porque las empresas piensan que para hacer algo bien tiene que haberlo hecho durante 10 años y entonces yo, como joven que soy, aunque asciendo rápido, me aburro mucho.

    Solo una cosa más sobre los comentario. Apoyo a quién dice que el aprendizaje de idiomas es memoria, y no es lo mismo, yo carezco de esta (o quizás es falta de atención) y por lo tanto intento compensarla con métodos lógicos, que no ayudan al aprendizaje de idiomas, los cuales se me dan muy mal. Pero sí es cierto, que los superdotados suelen aprender muchos idiomas.

    Por último, a cualquiera que tenga dudas de tener alto CI (odio la palabra superdotado, pero muchas veces es la más corta) y haya pasado por este post, lo invito a pasar el test de http://www.mensa.es, donde es más fácil encontrar gente con tus sus mismos gustos e intereses.

    Un saludo.

  34. Con la sobredotación se produce una gran paradoja: Se la sobrevalora tanco como se la menosprecia

    El común de los mortales opina que un sobredotado posee un universo cognitivo tal que comprende mismamente los albures planetários.

    Sin embargo, contra más inteligente sea tú propuesta, mayor será la muestra de que no eres sobredotado sino esquizofrénico!

    Me ha encantado tu artículo. Por favor, permíteme difundirlo.

    Á.

  35. Acabo de llegar de unas Jornadas sobre superdotación que se han celebrado ayer y hoy en Barcelona. A la pregunta de por qué no se encuentra a los superdotados en nuestra empresa parece que podemos responder diciendo que una cosa es ser superdotado y otra desarrollar el talento o los talentos que la superdotación lleva aparejados. Ningun superdotado tiene la obligación de convertir su potencial en una realidad que revierta en un beneficio social ni laboral… Puede ser feliz con el mero goce intelectual. Por eso algunos -muchos-pasan desapercibidos.

  36. De todos los comentaristas del blog probablemente el único no superdotado sea yo. Bueno no estoy seguro, quizás esté dotado de forma extraordinaria para alguna habilidad que aún no he acertado a practicar. No lo sé.

    El post me parece muy interesante, en particular el esfuerzo realizado por Fernando por dotarle de una buena estructura y sobre todo por preguntarnos dónde diablos están los cerebritos que ocupan el segmento correspondiente a ese 2% estadístico. Me ha hecho reflexionar, y he recordado algunas conclusiones de mi etapa en telecos (me parece que hay más de uno por aquí ;-). Recuerdo cómo me sentí abrumado por la brillantez de alguno de mis compañeros/as, también por su determinación inflexible, por ese amor propio (llamadlo ego si os apetece) que les impulsaba a saltar más alto, a ser más fuertes. Y sí, inicialmente me sentí pequeño (alto nunca he sido… pero pequeño, ya me entendéis, es otra cosa), hasta que comprendí los matices, la superestructura de motivaciones y capacidades, los trucos de la vida… y nunca jamás volví a sentirme así… ahora miro a las personas a los ojos no a sus zapatos.

    Desde mi punto de vista la superdotación está sobrevalorada, y tiene algo de mito del santo grial (nos ha jodido como no llego, las uvas están verdes, está claro). Dice Fernando que hay que ayudarles porqué hablan otro lenguaje más sofisticado y tienen inquietudes tan elevadas que hay que suministrarles otra gasooolina. Vale, muy bien, pero eso no quita que al mindundi de turno también se le reconozca con más que una mísera palmadita cuando le salva el culo al cerebrito (perdón por el lenguaje) porque él es CCIE (qué le voy a hacer en mi época cotizaban esos títulos anejos) y no se mancha las manos ni curra en fin de semana.

    Por eso, en mi opinión las organizaciones tienen que esforzarse en obtener el máximo valor de sus empleados durante el mayor tiempo posible (maximizar el área, sic). Y cada empleado o colaborador tendrá unas características y una curva de valor propia en cada organización o cometido. Vale el superdotado quizás tenga más valor potencial que nadie, no lo sé, pero si para obtener ese valor tengo que comprometer el del resto de la plantilla, al menos habrá que comprobar que el área resultante es consistentemente superior. Mi experiencia profesional me ha enseñado que las habilidades sociales aportan tanto o más valor que las intelectuales, así que como diría cualquier físico que se precie de serlo: ¿lo importante? El equilibrio…

    Pd. Mi hijo de 4 años ya sabe que es más listo que yo, hace los puzles bastante más rápido 😉

    Pd2. Fernando me ha interesado especialmente que plantearas la solución a cómo canalizar el caudal de esas personas intelectualmente superiores. Creo que está bastante bien enfocado, aunque algunos superiores intelectuales son únicamente excepcionales en la resolución de problemas acotados (y no son precisamente buenos en gestión y por tanto en asumir responsabilidades); también es verdad que parte de lo que propones podría dirigirse perfectamente para potenciar a aquellas personas extraordinariamente creativas y que nunca sabrán resolver una ecuación de segundo grado.

  37. Ana Chévere Says:

    Un matiz a lo que has dicho, Improvablog: aunque con los años el CI empiece a declinar, no es cierto que eso influya, en principio, en la cifra. Los tests se corrigen teniendo en cuenta la variable de la edad. Es decir: mi padre puede obtener el mismo CI que yo respondiendo correctamente menos respuestas.

  38. improvablog Says:

    Hola Ana,

    gracias por tu puntualización, tienes toda la razón del mundo. Por cierto, me he conectado a tu blog y me ha gustado mucho, lo seguiré.

    Un abrazo:

    Fernando

  39. Mi experiencia laboral:
    He pasado unos cuantos años trabajando en una multinacional, en el escalafón más bajo, viendo cómo otros menos competentes (algunos incluso inútiles y gandules) escalaban puestos y pasaban a desempeñar otros mejores.
    Siempre he sido diplomático, atento y cordial con todo el mundo, siempre he actuado de buena fe, he ayudado a los compañeros, pero no acababa de integrarme bien porque no sigo las modas, no sigo a las masas, no digo las palabras de moda y eso provocaba cierto rechazo en los demás.
    A pesar de demostrar con creces mi alta competencia en el trabajo por encima de muchos otros, mi situación en la empresa iba de mal en peor y cada vez me encomendaban tareas peores, eso si, algunas de esas tareas me las encomendaban cuando ya varios otros habían fracasado en ellas. Acabé dejando el trabajo porque ya no podía más, ahora estoy en proceso de reinvención de mi vida profesional

  40. Bueno….yo también contaré mi visión, a mi también me ha sucedido ciertas cosas que describiís. De pequño JAMAS destaque en casi ninguna asignatura, lo cierto es que en vez de estudiar, me dedicaba a hacer dibujos, casi no tenia amigos, i para colmo en mi familia no me trataban mejor. Inteligente, no lo se, he hecho test, con puntuaciones altas, si, pero son solo test, si lo soy, aunque suene poco inteligente, solo se que mas que un don es una maldicion….el mundo no se rige por lo competente que seas, lo responsable, lo inteligente, sino todo lo contrario, sino por las estupidas carencias humanas. Somos pocos i pario la burra (eso me lo dijo mi madre) y tenia razón…más bien parece que lo más inteligente es no ser ni hacer nada inteligente, triste ironía. Se que suena todo muy pesimista, pero nada mas lejos de la realidad, porque en realidad es realismo puro y duro. Todos los que sean realmente con un minimo de ‘inteligencia superior’ o esten dentro de ese grupo creo que estaran de acuerdo conmigo en que lo más fustrante es saber que eres capaz de hacer algo y no poder hacerlo, y en un mundo donde todos queremos ser mas que los demas, cuando encontramos a alguien que por naturaleza o por habilidades propias, es marginado, y repudiado por no estar a SU ‘altura’. Jamas me he creido superior a nadie, y eso es un problema puesto que la creencia es una de las habilidades humanas más fuertes, que por desgracia en ese aspecto estamos en desventaja, porque siempre ganara el que más crea que es superior aunque no sea asi, aunque sea un incomptente, irresponsable, etc, etc…

    en fin, ahora tengo 33 años y también trato de encontrar mi sitio en el mundo, pero por desgracia me tengo que morder la lengua cada de mi vida porque me obligan a ser algo que no soy, ni sere jamas.

  41. Masme, no tienes que olvidar que en este país la cultura de empresa es la cultura del lider, y conforme este lider se sienta más o menos amenazado por los demás por su propia capacidad, o como en tu caso, trabajabas en una multinacional con distintos reyezuelos que filtran todo hacia arriba y que también se sienten amenazados, pasaras de ser una estupenda solución laboral a alguien totalmente incomodo para la jerarquía. Serás una estupenda fontanera especialista, nadie querrá que te vayas, pero nadie te dará un oportunidad de utilizar tu superior conocimiento para hacer que los demás consigan tus mismos resultados. Es una combinación de miedo a alguien mejor y de la organización empresarial tipo que existe, que premia ya no al que posee mayor inteligencia emocional,si no al que menor competencia plantea al lider. Así ves, muchas multinacionales con consejos de dirección con un apto director general y una cuadrilla de inutiles en su circulo de gestión más próximo.

  42. improvablog Says:

    Hola Jorge,

    entiendo tu punto de vista pero cuida con la terminología. Un líder no es aquel que aprovechando su posición en el organigrama pretende que todo el mundo baile al son que el dicta y que por lo tanto limita el desarrollo de su equipo. Esto obtendría como máximo una calificación de “Sargento Chusquero”. El verdadero líder es aquel que es capaz de potenciar el desarrollo de su equipo porque eso le preocupa realmente. El verdadero líder no se siente el centro del universo ni el protagonista, tiene vocación de servicio y su misión es apoyar al equipo para que la organización cumpla con sus objetivos. Te recomiendo la lectura del próximo post de Improsofia, que está a punto de salir.

    Un saludo:

    Fernando

  43. Tranquilo, nuestra diferencia solo es de interpretación o de explicación, pero ambos queremos decir lo mismo. Esta claro que el verdadero lider debe de tener las cualidades que enuncias. Quizá debería de haber entrecomillado lider en mi post, pero me refería precisamente al de la filosofía de sargento chusquero a la que haces referencia :-), o incluso a la cultura del jefe omnipresente, incontestable, que no solo aparecen en dictaduras por todo el mundo, sino que por desgracia también están presentes en el mundo de la empresa, sea cual sea el tamaño, ejerciciendo desde la cultura del miedo y del “lametraserismo”. Lo comentado antes, no es más valido quien más valor aporta, sino el que me genera menos problemas y aumenta unos gramitos mi ego todas las mañanas. Y pueden ser gente valida, inteligente, pero evidentemente, no lideres en el concepto necesario. Por eso cualquier persona ya no superdotada, sino con un mínimo de inteligencia y ambición, se frustra en este mercado laboral y acaba dirigiendose al autoempleo.

    saludos

    jorge

  44. Xavier Salat Maitret Says:

    Si no se aprovechan los superdotados se debe fundamentalmente a los medianamente dotados y los mediocres que son la gran mayoría y muchas veces tienen el poder y suelen desconfiar de los superdotados. Es cierto que algunos superdotados pueden ser cabezotas y difíciles de convencer cuando están convencidos de alguna idea o razonamiento pero mucho mas patéticos son los mediocres testarudos que no pueden entender razonamientos clasicos de sentido común y mantienen actitudes soberbias y autoritarias.

  45. Bueno la más fugaz de las estrellas que aquí se han dado cita, el menos brillante de esta luminosa constelación, insiste: http://www.newscientist.com/article/mg20427321.000-clever-fools-why-a-high-iq-doesnt-mean-youre-smart.html?DCMP=OTC-rss&nsref=online-news

    No sé mi CI, pero no me extrañaría que superara con poco el 100, ¿pero es realmente eso lo que importa? Por no correr el elevado riesgo de ser oficialmente más inteligente de lo que pienso, obviaré cualquiera de esos test que gentilmente se han puesto a disposición de las visitas.

    Quiero añadir que después de leer los comentarios, constato un porcentaje muy alto de quejas casi plañideras (no es un insulto, pues en el fondo me identifico con muchas de los comentarios, pues la mayoría son comunes en personas diferentes o raras, aunque en mi caso no significa más inteligentes), creo que el común denominador es la falta de adaptación a la realidad y cómo se da la circunstancia de que en ningún caso es culpa nuestra -sino al contrario de la realidad que no nos comprende-.

    Aunque qué carajo importa quién sea el culpable: ¿cuál es la realidad? Que se produce un desajuste entre las capacidades, inquietudes, personalidades, etc. y la sociedad. ¿Por qué? Mi conclusión, dadas mis limitaciones, es la obvia: porque esas características diferentes no son canalizadas para aportar valor añadido a la sociedad (pero la canalización no solo es responsabilidad de la sociedad sino también de los canalizables). Y ahí entraría lo que para mí (aunque que dadas mis carencias, puede no ser tal) es una paradoja: si tan brillante eres, si tan cojonudamente brillante eres, digo yo que serás capaz de buscarte las habichuelas y coger, de la sociedad en la que no encajas, aquellas piezas con las que mejor te encuentras, con las que mejor convives… para ser FELIZ… pero parece que no es así. Entonces me vienen a la cabeza genios disfuncionales como Mozart y empiezo a creer que todo no cabe y que las capacidades humanas son como una manta corta: si te tapas la cabeza te destapas los pies y viceversa; o puede, quién sabe, si quizás, como defiende el profesor de Toronto del artículo, la inteligencia en un sentido amplio es MUCHO más que CI.

    Voy a ir más allá, solo por crear polémica (o para reflexionar según lo reactivo que sea uno). Estoy convencido (aunque puede que esté diciendo una barbaridad, pues no sé si el test de CI va más allá de psicotécnicos) que, si no se ha conseguido ya, existirán en un futuro cercano software de inteligencia artificial capaces de superar en CI a la mayoría de superdotados… pero que estamos aún muy lejos de que una máquina conozca el verdadero significado de “como lágrimas en la lluvia”.

    Pd. Me ha encantado esta frase que creo encaja muy bien con el tema del post : “intelligent people perform better only when you tell them what to do”… para mí esa es la piedra de toque.

  46. improvablog Says:

    Hola Jaume,

    Lo que dices está bien, pero te propongo que saques una estadística de IQ de presidentes de gobierno de paises desarrollados. Encontrarás unos cuantos superdotados, y es que la genialidad está relacionada con lo mejor y lo peor 😦

    En cuanto a quien tiene que tomar la iniciativa te sugiero la lectura del post, que aplica al caso:

    https://improsofia.wordpress.com/2009/01/11/prisioneros-de-la-mala-leche/

    La conclusión es que la base para la resolución del conflicto es la comunicación, pero por otro lado la comunicación entre personas superdotadas y las que no lo son es muy dificultosa(por culpa de ambos), ¿lo que lleva a la irresolubilidad del problema?

    Un saludo:

    Fernando

  47. Jaume, desde luego convengo contigo en que la inteligencia es mucho más que eso.

    No obstante (y sin tener que tirar de CI para advertirlo) generalizar es siempre un error. Las generaliaciones constituyen sesgos, fomentan los prejuicios y, más grave aún, atentan contra el inalienable derecho de la persona a brillar con luz propia. Por ello te he propuesto una nueva frase para el tablón, menos meditada pero, seguramente, más acertada:

    “SOME intelligent people perform better only when you tell them what to do”

    ¿Qué tal así?

    Cuando miro a los ojos de una persona descubro, una y otra vez, que la generalización es SIEMPRE injusta. ¡Qué paradojas tiene la vida!

  48. Gabriel Ginebra Says:

    Yo tampoco me considero superdotado, aunque siempre he sido más bien de los que sacaba buenas notas. Como algunos de los participantes me cabrea un poco este discurso de “pobrecitos superdotados, cuánto sufren”. No es que no sea así, ya Rosseau decía que la felicidad está en la poca inteligencia, si no que son más evidentes e insalvables las dificultades de los infradotados. No deja de sorprenderme que este post sea el récord absoluto de comentarios. Conclusión: los superdotados, o quienes se lo creen escriben mucho… quizá trabajan menos?
    A nivel organizativo la inteligencia clásica tiene un valor relativo. Es más importante la acción. Y quienes destaca pueden tener problemas en un mundo de mediocres, ya lo decía Horacio con la Aurea Mediocritas. A menudo los jefes mediocres promueven a quién no les haga sombra. Solución: quejarse? no, ser tan inteligente como para gestionarlo bien, o cambiar de empresa.
    Ayer mismo me contaron un chiste que viene muy a cuento. A Jaimito le preguntan qué quiere ser de mayor. Y contesta “Imbécil”. Es que mi padre siempre dice “este imbécil se ha comprado una casa”, “ese otro imbécil tiene una mujer que es un bombón”, etc.

  49. Fernando, sabes que estoy de acuerdo con las acciones que propones para encajar las capacidades excepcionales de ese tipo de personas en las organizaciones de forma que generen el valor que solo ellos pueden aportar.

    Pero lo que me genera rechazo es ese centrarse en los superdotados, como si fueran aquellos que más valor van a reportar a la organización, por ofrecer un determinado CI. Ya te digo que parte de las acciones correctivas que propones podrían dirigirse perfectamente a personas excepcionalmente creativas pero con el pensamiento lógico de un liquen, y a esos ¿quién les cuida?. En el fondo, creo que es más una cuestión de personas raras, con expectativas y capacidades infrecuentes, y que precisamente por inusuales pueden aportar un valor muy grande (ventaja competitiva) si se canalizan sus habilidades hacia los objetivos de la organización.

    Incluí el artículo porque ha confirmado reflexiones (más allá del tema de G.W.Bush, que me parece más un truco de articulista que otra cosa) a las que he ido llegando con el tiempo y, sobre todo, con la experiencia. Para mí la frase definitiva es “intelligent people perform better ONLY when you tell them what to do”. Y eso es lo que yo he vivido, cuando estudiaba en Telecos (y vi como personas con más capacidad bruta y más rápidas, que yo, quedaban apeadas, y no por falta de estímulos precisamente), cuando he trabajado para multinacionales y pasado procesos de selección relativamente exigentes, cuando he compartido el día a día con especímenes top de tops, expediente cum laude, e inteligentes a rabiar incapaces de enfrentarse a un cliente con intereses espurios o poco claros, cuando he visto cómo personas infinitamente menos capaces eran los que realmente sacaban las castañas del fuego y sostenían el castillo de naipes del manager iluminado de turno.

    Y sí, como dicen los compañeros el limpiabotismo es el menú del día en la mayoría de organizaciones. Y sí, en general, se consigue más alabando (incluso de forma obscenamente explícita) que aportando críticas constructivas. Y sí, en general, no te dan sino lo que reclamas hasta quedarte sin voz. Y sí, en general, estamos rodeados de jefes mediocres, de sargentos chusqueros. Pero mira, no es excusa. El mundo es ancho, y no tiene fronteras para aquellos que aportan valor. Si eres bueno, realmente bueno, encontrarás tu sitio o lo construirás ad hoc. Me faltan dedos para contar casos de gente cercana, personas brillantes, no sé si superdotadas, que han sabido encajar las piezas… ¿verdad Fernando?

    Ahora bien una empresa como Improva hace MUY BIEN en preocuparse por los diferentes perfiles, en particular de aquellos singulares, aquellos para los que es más necesario un servicio de consultoría, de know-how, de metodología, etc. Y en ese contexto es donde yo ubico el post (no las conversaciones derivadas): el hecho de que existen personas con capacidades excepcionales en las organizaciones y que muchas de esas organizaciones no están gestionando correctamente ese capital humano.

    Saludos,

    Pd. Gabriel, yo creo que el éxito en comentarios es una mezcla de lo que dices, pero también del acertado planteamiento Fernando y de que es un tema de los que yo llamo límite, por lo que genera interés por sí mismo. Por cierto, muy gracioso el chiste. Una cosa curiosa: casi siempre he valorado mejor la inteligencia del humorista que la del calculista, y te aseguro que no solo por ser más divertida.

  50. Muy buen articulo, lo malo es que quien lo lea será quien tenga interes por la superdotación, o por mejorar las cosas, con lo cual nadie de los que podría hacer algo para mejorar la situación a nivel social, sobre todo en el nivel educativo, lo va a leer.

  51. Fernando, creo que se ha escrito casi todo, y también creo que la clave está en la educación. Esta debe adaptarse a las capacidades del alumno, y no el alumno a las capacidades medias de la media, sea en primaria, en telecos, o en la empresa.

    Tenemos un modelo educativo del S XIX que apenas ha evolucionado, y las nuevas tecnologías pueden aportar soluciones a este problema adaptativo, que se resumen en aprender haciendo (Learn by Doing), y en aprender jugando.

    Educación es lo que queda después de olvidar lo que hemos aprendido en la escuela, y en mi opinión esto demuestra que la memoria y el CI no son factores importantes para evaluar las capacidades relevantes de una persona, y que en cualquier caso el sistema educativo debería centrarse en potenciar de forma amena estas capacidades o aptitudes distintas en cada persona, que no son ni peores ni mejores, sinó distintas.

    Lo ilustraré con un ejemplo: la robótica educativa. En un contexto de grave crisis de vocaciones tecnológicas entre los mas jóvenes que hipoteca el futuro de nuestro país (ya nadie quiere ser ingeniero), resulta que jugando en equipo a diseñar, construir, programar, probar, mejorar, jugar y competir con robots educativos se aprende jugando para toda la vida aspectos clave como:

    – la especialización (la robótica es multidisciplinar por naturaleza, y cada alumno puede especializarse en diseño, mecánica, programación, electrónica, mejoras, coordinar el equipo, etc)
    – Trabajo en equipo para resolver problemas y probar sus resultados
    – Planificación y diseño
    – Matemáticas (trigonometría, ecuaciones, fracciones etc)
    – Física (rozamientos, energía, velocidad, aceleración, etc.)
    – Conceptos de programación e informática
    – Utilización de distintos sensores y comprensión de sus magnitudes (sonido, luz, acelerómetros, gyros, inclinómetros, brújula, temperatura, tacto, etc)
    – Procesos de reingeniería para resolver problemas mediante el motivador método de prueba – error – mejora
    – Competiciones entre robots de distintos equipos (futbol, laberintos, baile, misiones, etc)

    Hay que reinventar el modelo educativo para los tiempos que corren.

    Un saludo,
    Toni

  52. Olvidé añadir que si con todo ello el talentoso o superdotado todavía se aburre y se desmotiva, se le puede dar una webcam wifi y una conexión a internet donde pueda examinar el State of the Art, y empiece a desarrollar para el robot del equipo sistemas de visión artificial para hacerlo mas competitivo en el campeonato de robots.

    Resulta que los humanos todavía llevamos mucha ventaja en visión a los robots personales, y así no hay forma que nos suplanten en aquellas tareas mas repetitivas, peligrosas, delicadas o aburridas para que nos podamos dedicar a cosas mas productivas como diseñar, pensar, dormir, o vender y exportar robots por el resto del mundo.

    Un saludo,
    Toni

  53. Superdotado o inteligente o estiquetado de qualquier otra forma según lo políticmente conveniente en el tiempo, si lees esto presta atención. La inteligencia emocional no desarrollada no significa estancada. Leete unos libros sobre el tema y fuérzate a desentramar las formas del vulgo. Si sobrevives al hastio de la convivencia con la mediocridad el resto está servido.

  54. Últimamente se le da más importancia a la inteligencia emocional que a la intelectual y más desde que se publico el libro de Goleman, en definitiva, de forma a mi modo de ver incorrecta se ha potenciado esta vertiente sin intentar aprovechar bien los “intelectos”, por eso no tenemos I+D y si los reyes del pelotazo en este país; ha llegado el moemnto de cambiar eso pero hay que inevrtir la forma de pensar e invertir € en una nueva dirección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: