Crisis 2.0 en Linkedin

Había decido ya el título de este post y lo comentaba con mi mujer mientras cenábamos unos huevos revueltos con tomate, cena sencilla y nutritiva para un viernes noche en la que lo único que deseas es no hacer nada y dejarte vencer por el tedio por unos minutos.

Camino del ordenador, viernes a las 21:36, saludo a mi blackberry abandonada desde hace dos horas, después de haberla tenido estresada durante 5 días, y ahí estaba,  un nuevo mensaje de Linkedin proveniente de un profesional, excelente no lo dudo, que conoce a alguien que me conoce y que me propone un encuentro para ver qué podemos hacer juntos.

Ese es el mundo 2.0 y esa es la crisis, rara es la semana en que 2 o 3 personas no se ponen en contacto contigo para comunicarte su interés en colaborar y rara es la semana en la que un primer nivel en tu red de contactos de Linkedin no pasa de ocupar un puesto ejecutivo a aparecer como consultor freelance, interim manager o crear su propia compañía “Manolo Benitez S.L.”.

No sé como debió ser la crisis de comienzos de los noventa, pero no creo que se palpase con tal intensidad a menos que te tocase de manera directa. Sin embargo hoy es imposible aislarse del fenómeno, viejos conocidos con los que tuve un contacto más o menos intenso en el pasado, de repente reaparecen en mi vida y me piden ayuda, con algunos ya intuyes que no vas a poder hacer nada y te apena, con otros los intentas y nada, con algunos logras algún avance, pero en conjunto te invade una cierta sensación de desaliento por no poder hacer nada.

Hace poco he podido ayudar a un viejo conocido, él no lo sabe :), pero está a punto de recibir una excelente oferta profesional; sin embargo, con la mayoría no es así. Mi empresa no es menos, no anda sobrada de trabajo. No puedo evitar evocar la escena final de Titánic, donde docenas de personas, hacinadas en una balsucha que pugna por seguir a flote, contemplan impotentes a los futuros cadáveres que luchan por no sumergirse a causa del frío de la noche, que  les va dejando progresivamente paralizados.

Vas a una sesión de networking, punto inevitable de encuentro de conocidos en espacios virtuales, y aparece un directivo de compañía industrial. ¡Qué raro! piensas. Mucha gente va a estas sesiones buscando oportunidades, pero se produce una asimetría clara entre oferta y demanda donde la balanza se decanta por los necesitados, mayormente autónomos, freelance, parados o propietarios de empresas en plena zozobra. Y efectivamente el directivo en cuestión hace dos semanas que engordó las filas del paro, hace una que se dio de alta en Linkedin, hace dos días que ha alcanzado los 100 contactos y hoy llega por primera vez a una sesión de este tipo, sin que su perfil virtual refleje todavía su verdadera situación laboral.

Hace 17 años, en el 92, en plena crisis económica, te quedabas en el paro  y tenías que ponerte a escribir el curriculum, a máquina normalmente, esperabas al domingo para comprar la prensa y ver de solucionar el problema y si el domingo no surgía nada, tenías que esperar otra semana. Cuando te separabas de la novia, algo parecido, toda la semana encerrado en casa y esperando al fin de semana para salir de copas con los amigos y ver si podías hacer algo… Hoy te quedas sin novia y a las dos horas ya te has dado de alta en Meetic, has enviado 20 correos, has quedado para  2 cenas y la probabilidad de que tengas sexo esa misma semana es elevadísima.

No hay duda de que Meetic es un éxito, desde el punto de vista de cubrir unas necesidades. Sin embargo Linkedin no veo tan claro que lo sea en la misma proporción. A pesar del interés del Consejero Delegado de Linkedin, Jeff Weiner, de considerarlo un éxito, la referencia que él utiliza, el número de usuarios, no creo que sea el mejor indicador. Porque la verdadera cuestión es, ¿En qué medida está logrando cubrir una verdadera necesidad?

Los usuarios de Meetic fornican sin descanso, los usuarios de Linkedin…¿qué?

El paralelismo entre las personas que usan Linkedin y las que usan Meetic está claro: Ambos son un punto de encuentro donde conjugar oferta y demanda. ¿A qué se debe la diferencia entre el éxito en cubrir tus objetivos personales entre Meetic y Linkedin?

A diferencia del sexo, la necesidad de trabajo sí que está afectada por la crisis, lo que genera un abismo entre oferta y demanda en Linkedin. Leía hace unos días el siguiente artículo en el Ciberpaís, que me aportó algo más de luz. El mérito de Meetic ha sido cuadrar oferta y demanda, para ello los hombres pagan y las mujeres tienen acceso gratuito.

Así como el sexo entendido a través de Meetic, genera un montón de relaciones puntuales y esporádicas, de las de “si te he visto no me acuerdo”, las relaciones profesionales tienen una componente de medio-largo plazo, que hace que el trabajo de gestionar las nuevas relaciones que vamos generando se acumule con las anteriores y entonces nos encontramos con el límite de relaciones que una humano puede gestionar de manera eficiente, 150 según la teoría del antropólogo Dunbar. Es difícil medir el impacto del número de Dunbar en las redes sociales, lo que está claro es que el día  tiene 24 horas, las relaciones deben ser alimentadas y por lo tanto, tenemos un límite en cuanto a la medida del conjunto de contactos que somos capaces de gestionar de manera eficaz, que intuyo inferior al número de Dunbar. No sirven las estrategias Pokemon “Tienes que tenerlos todos”.

Si no somos capaces de gestionar de manera eficiente más de 150 relaciones y además existe un enorme desequilibrio entre demanda y oferta, la conclusión a la que llego es que Linkedin se parece mucho a las tiendas en el paseo de Gracia de Barcelona. Lo máximo que consigues es que algún paseante de vez en cuando eche un vistazo a tu escaparate, que se parece mucho al de al lado. La diferencia con el Paseo de Gracia es que en Linkedin hay más de 50 millones de escaparates y al final es muy difícil hacer brillar el tuyo más que los demás, por bueno que seas.

Resumiendo: Linkedin de chollo nada, así que a tomárselo  con paciencia, si no estás no existes, si quieres brillar, te lo tienes que trabajar y mucho, y si además la crisis está por en medio …

Cómo siempre en la vida para obtener el éxito se requiere de energía, proactividad y paciencia, Linkedin no es menos.

AUTOR: Fernando Gastón Guirao

Anuncios

31 comentarios to “Crisis 2.0 en Linkedin”

  1. Totalmente de acuerdo contigo Fernando.
    Has hecho un análisis pormenorizado de lo que está pasando en los últimos meses. Yo como tu, dudo de la eficacia de este tipo de redes sociales, pero no porque las personas no quieran echar una mano, o no sean interesantes como fondo, sino porque la situación actual no permite utizarlas para otros fines mas interesantes.
    Quizás cuando las cosas cambien un poco y alguno de los millones de personas en España dejen de estar en paro, esta y otras redes sirvan para alimentar contactos reales, dejar de recibir invitaciones de quien no conocemos de nada y ofertas varias para realización de no se que cosas que algunos por nuestro perfil es dificil que necesitemos.
    Creo que al menos hay que valorar el intercambio de experiencias y el que como ahora, podamos opinar y aportar algo que nos afecta a todos los que compartimos un espacio

  2. Fernando, antes estaba en Linkedin y procuraba tener el máximo de contactos posibles por aquello de que nunca se sabe, pero nada mas. Poca utilidad de esta red. Ha dejado de interesarme. Actualmente considero mucho mas útil la red social Facebook, pues te permite aprender en tiempo real, interactuar y conocer a tus amigos, proveedores, posibles colaboradores o competidores, o compradores, y es una red que si te lo propones te hace pensar y mejorar… y mucho. Todo depende del uso que le quieras dar y de quien te quieras acompañar.

  3. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Había decido ya el título de este post y lo comentaba con mi mujer mientras cenábamos unos huevos revueltos con tomate, cena sencilla y nutritiva para un viernes noche en la que lo único que deseas es no hacer nada y dejarte …..

  4. Sencillamente, enorme post.

    Acaso te sumo una diferencia que se me hace evidente: a Meetic llegan emprendedores, a LinkedIn … también, pero con mucha menos ganas de rollos de “touch & go”.

    Saludos!
    Armando

  5. Hola Fernando,

    Como siempre, es un placer el leer las entradas que, de tu interior, brotan. Son lacerantes en el sentido de que ponen el dedo en la llaga.

    La semana pasada tuve oportunidad de desvirtualizarte y de compartir un café matutino contigo. Tocamos diferentes temas y reflexionamos, en un momento dado, sobre las redes sociales. En particular, sobre Linkedin.

    Mi experiencia -llevo camino de 5 meses en activo en la misma-, desde el punto de vista de recibir ofertas- es 0 patatero. Este hecho objetivo me permite dividir el comentario en dos partes: una, corto plazo, y, otra largo plazo.

    A corto plazo: Mi ROI es negativa pues no he conseguido, aún, reincorporarme al mundo laboral. No hay vuelta de hoja.

    A largo plazo: Creo que es una excelente inversión la que estoy llevando a cabo: el grupo, el blog, el conocer a personas interesantes y bien formadas -tú eres un ejemplo- me permite estar en activo y no caer en una espiral negativa.

    Sí, es cierto, está cayendo una que no veas pero … también es cierto -y esto no los explicaron hasta la saciedad en la escuela de negocios por la que pasamos- tienes que diferenciarte. ¿Cómo? Ese es el gran secreto del Santo Grial. Sólo la sabremos a posteriori…

    Saludos y feliz día y semana,
    Agustí Brañas

  6. Cierto es que Facebook dinamiza más los contenidos y su actualización. Pero tan cierto es esto, como que el perfil del usuario que utiliza Facebook es más personal y menos profesional… Creo que las dos son necesarias. Ahhh, no se olviden de twitter…

  7. En realidad LinkedIn y cualquier otra red sirve como medio de promoción. Lo de compartir conocimiento, que sería la pera, no está tan claro desde el momento en que son pocos los usuarios dispuestos a discutir en los distintos hilos que se abren. Yo llevo un par de años en las redes y he sido muy activo… reconozco que he conocido a más gente en dos años que en toda mi vida y que he sacado cosas interesantes.
    Pero, como dices, esto es un trabajo de largo plazo. Yo sí sé de personas que al final han acabado encontrando un puesto de trabajo, haciendo colaboraciones, consiguiendo proyectos como freelance.
    Lo que probablemente esta pasando con LinkedIn y otras redes es que todos queremos resultados YA, y eso es muy difícil. Muy acertado tu paralelismo con Meetic, es totalmente cierto.
    Mientras tengas paciencia, la red no te absorva y no creas que es la solución a todos los problemas la cosa irá bien. Si no pasa lo que pasa siempre: acabas abandonando la red porque no ha pasado nada.

    Buen post!

  8. Jorge, cierto es que Facebook es mas personal que profesional, pero poco a poco se potencian los contenidos profesionales, pues empresas pueden crear páginas y grupos para potenciar sus servicios y productos, y aprovecharse de una amplia red de contactos que acuden mas por los contenidos que por interés profesional como ocurre en Linkedin. Mi empresa ha elegido Facebook como buque insignia para potenciar su producto y su imagen en los medios online. Pero estamos aprendiendo, esta revolución apenas acaba de empezar…

    Lo que no tengo claro es para que puede servir Twitter…

  9. Esta muy claro y real.

    Yo tambien soy uno de los de las balsas, esperando la salvacion y solo cuando evalue la realidad de quedar desempleado fue que recurri a la tabla de salvacion de LinkedIn pero no le tengo tanta confianza.

    Cada red debe medirse por la eficiencia del relacionamiento para el cual fue concebido. LinkedIn por personas contentas trabajando y escalando posiciones, Meetic por la cantidad de personas contentas fornicando cada vez mas y Facebook por la cantidad de personas contentas mandandose cada vez mas galleticas de la fortuna y creciendo sus fincas de juego.

  10. Buenas.

    Me ha encantado la entrada.

    Lo peor es que es más real que la vida misma.

    Un saludo

  11. Vaya, yo no habia caido en lo de Meetic, quizás me equivoqué apuntandome a LinkedIn cuando lo que quería era…

    No puedo estar más de acuerdo contigo, Fernando. Yo soy el primero de cuestionar LinkedIn, me apunté a varios grupos pero me he ido borrando porque sólo recibo ofertas encubiertas de consultoria y poca calidad de temas a discutir.
    Sin embargo estoy seguro de que no es tanto LinkedIn como la situación actual (la crisis, vamos) en que todos vamos buscando oportunidades cuando escasean y esperamos que sean los otros los que acudan a pedirnos ayuda o a ofrecernos “trabajo” (esto vale para parados, consultores, freelancers, etc.).
    La semana pasada estuve en un encuentro de Networking presencial y la tónica fue la misma que LinkedIn, se te acerca uno, te ofrece sus servicios y ni te pregunta a que te dedicas ¿?
    Posiblemente los LinkedIneros deberiamos ser más creativos y ver en nuestros contactos aquellas oportunidades que de forma conjunta podemos acometer y que no podemos de forma individual. Los lobos no se ven entre sí como competidores sino como aliados; todos necesitan comer, pero en manada consiguen mejores resultados. Por contra los consultores y afines intentamos hacer de todo y en consecuencia cualquiera es competidor nuestro.
    David tiene razón diciendo que es un trabajo a largo plazo. Quizás lo importante es “estar” sin esperar mucho más…ya vendran tiempos mejores.

  12. Gabriel Ginebra Says:

    Fernando, no hace falta que repita que muy buen post. Tu capacidad de sorprenderme parece no tener límite. Pero también, como en casi todos los post -supongo que por eso dan tanto de sí- mezclas debates y planos. Yo tengo un cuñado que se ha echado una novia por Meetic, pero también he logrado trabajo por Linkedin. Hay un libro de Juanma Roca “la revolución linkedin” muy interesante. El problema -como tú apuntas- es de equilibrio entre oferta y demanda. Me recuerda esa idea de que cuando un taxista te cuenta un gran negocio, ya ha dejado de serlo. Yo también -una vez conectados los amigos que ya tenía- ahora recibo ofertas de contacto de alguien que quiere vender: sus ideas o ellos mismos. Soy de los que piensa que linkedin y las redes han venido para quedarse, aunque habrá que aprender a utilizarlas, y encajarlas en el conjunto de una red de posibilidades de comunicaciones, que claramente supera la capacidad personal de gestionarlas.
    Por otro lado despiertas inquietantes interrogantes: ¿es que las relaciones sexuales (antes se llamaban relaciones ìntimas) son más sufperficiales que las profesionales? ¿Qué tipo de alma nos conforma esta tendencia a vivir lo lejano como cercano, mientras ignoramos al vecino de dos pisos po debajo nuestro? ¿Virtual vs real? Todos grandes interrogantes

  13. Enhorabuena Fernando por seguir guiándonos, escribiendo y dándonos pistas, ofreciendo anticipo de tendencias…. ¿Para cuando el libro? 🙂

    Respecto al fondo de lo que planteas, creo que la crisis mediatiza todo, y la aplicabilidad de estas redes sociales han coincidido en tiempo con la crisis, pero la sobrevivirán, y vendrán tiempos mejores, y los usuarios segmentarán, como ya están haciendo algunos de los que me preceden en estos comentarios…

    Me suena a retroceso decadente todo lo que sea superficial… Esta crisis es el paradigma de lo vano, de lo ligero, del todo vale, abandonando los principios que nos han enseñado y que sabemos que a largo plazo funcionan.

    Sigo Linkedin, y sigo Facebook. Son distintos, pero creo que compatibles, y en ambos he encontrado algo. No gran cosa, mi vida no ha cambiado, pero gestionados con inteligencia y seriedad, aportan. La clave es encontrar, en ambos ambientes, las personas con las que REALMENTE tienes algo que ver.

    Si eres superficial fuera, lo serás dentro, y antes o después te darás cuenta de lo poco que trascenderá tu paso por aquí y por allí, de lo poco que habrás ayudado… que me parece que de esto va la cosa ¿O no? 😉

    Un abrazo,

    Juan

  14. Ah. antes se me olvidó. Por mi experiencia lo del Numero Dumbar es imposible. Si alguien ha conseguido mantener relaciones (profesionales, eh?) con 150 contactos que me diga como lo ha hecho. Por eso siempre recomiendo que no te obsesiones con tener mucho contactos. Al final lo que funciona, o funcionaria, es al red y la capacidad de tus contactos para viralizar tu mensaje.

    Ah! y si has intentado ayudar ya es mucho. También digo siempre: no ayuda quien puede, sino quien quiere.

    Un saludo

  15. Soy relativamente nuevo en la Red y contestaré “por alusiones” como dicen el los programas de cotilleos en TV cuando quieren intentar decir algo “trascendente” (no es mi caso, te lo aseguro).
    Yo creo que la crisis -y también la Red- ha permitido que algunos nos reposicionemos y tengamos un medio para decir lo que queramos..y yo creo que eso es muy bueno.
    También creo que la Red (linkedin, xisng, etc….) no va a sacarnos del atolladero, pero si que va a permitir que podamos “mover la bola” (¿se llama networking’) mucho mas y repescar contactos personales/profesionales a quien podamos ayudar y que también n os puedan ayudar.
    De todas maneras, estoy casi seguro que para obtener una relación proefsional sólida, duradera, de provecho, etc…es imprescindible tener “contacto personal”. nadie hace negocios (en donde haya intercambio de dinero) con gente que no haya visto/trabajado nunca. Algo así debe pasar también en meetic (no soy usuario) yo creo que nadie se enamosra por internet -pero el medio ayuda al futuro contacto personal-.
    En ambos casos (linkeind/meetic) hay que ser honesto, tener paciencia y dejar claro los objetivos.

  16. Fernando tiene la rara y valiosa de saber atraer la atención. De nuevo, como dice Agustí pone el dedo en la llaga.

    Creo que en el fondo el tema es más complejo, incluso más personal, más relativo a las características de cada uno. Al final es una herramienta: que uno la utilice para calzar la tele o para descubrir que hay otro lado tras el espejo es asunto de cada uno.

    Os remito a este otro post de Luis Villa que va al pelo y que desde mi punto de vista complementa el debate: http://www.grancomo.com/2006/05/06/linkedin-esa-red-enferma/ (el último comentario es mío)

    Yo no estoy en paro, soy freelance y de momento tengo más trabajo del que puedo asumir. Ahora bien tengo responsabilidades en comunicación en una empresa de desarrollo de software y me parece que Linkedin es una buena forma de, dedicando un tiempo razonable, estar en contacto con posibles clientes, competidores y colaboradores,… de llevar a cabo eficazmente parte de mi función. He establecido contacto con muchas personas que no conozco personalmente y que quizás nunca tenga el placer de estrecharles la mano –porque no coincidamos físicamente en ningún sitio- que me aportan valor (poco o mucho es relativo) profesionalmente. También puedo decir que he realizado un proyecto con un par de personas de dicha red a las que nunca he visto personalmente, y sí ha habido intercambio de fluidos monetarios (modestos, pero los ha habido); y creo que ha sido un éxito (también es verdad que yo teletrabajo por lo que quizás para mí sea más sencillo).

    Recuerdo que a Fernando le solicite contacto precisamente porque me interesó mucho un post suyo en Improsofía, desde entonces puedo estar actualizado más o menos respecto a post que escribe, etc. Recuerdo además que le conecté porque me gustó la forma como planteaba los conflictos intrínsecos a la gestión y cómo me dije a mi mismo: quizás algún día le pregunte su opinión sobre un proyecto de gestión en alta productividad que me ronda la cabeza. Entonces, quizás Fernando puede pensar ¿y tú Jaume qué me aportas? Conexiones, quizás; Feedback, quizás. Autoestima ;-). Puertas que aún no están puestas? Además ahora Linkedin te permite no seguir a las personas que no te interesan tanto, y poder gestionar mejor ese número mágico. Por lo que me parece absolutamente lógico y, sobretodo, sano que contactos míos con interés espurio en mi actividad no me sigan.

    Yo he ayudado desinteresadamente (tenía un poco de disponibilidad en ese momento) a un par de contactos en un análisis crítico de su website. A cambio otras personas (no necesariamente las mismas) me han dado acceso a sus comentarios y a poder establecer (siempre que tenemos tiempo) relaciones profesionales más o menos sinérgicas.

    De todos modos, me parece imprescindible ser educado. Y si me vienen con spam o ventas banzai, pues ya sé a quién ignorar (aunque esté conectado con esa persona) y qué personas me generan poca confianza. Un contacto no es un amigo, ni necesariamente un socio, es una oportunidad: es alguien con quien has detectado aspectos en común (sinergias) o que las ha detectado contigo. Para mí eso tiene valor, y no me parece difícil de gestionar.

    Otro tema es la percepción de Fernando respecto a la crisis; y cómo lo que parecía una idea feliz de unos pocos es ahora costumbre de muchos; y claro se pierden un poco los matices y comprendes que para muchos usuarios solo les interesas como posible cliente/beneficio a corto plazo… pues es como todo, a mí no me molesta porque las peticiones extemporáneas que me llegan son limitadas (alguna que otra durante la semana) y de momento no me molestan más que lo que tiene de publicidad broadcast lanzarlo a donde toca, lo que es multicast evaluarlo y lo que es personal dedicarle algo de tiempo si puedo (siempre y cuando la persona me merezca confianza).

    Para mí es mucho más útil profesionalmente que Facebook. De hecho uno de mis clientes utiliza para promocionar su site ambas plataformas, con muchísimo más éxito en el caso de Linkedin (no en vano su público objetivo se maneja mejor en esa red y le recomendé yo que se centrara en Linkedin ;-). Yo utilizo facebook cuando tengo que trasladar una determinada imagen de marca o el target es más generalista, etc. Las estrategias pueden ser perfectamente multiplataforma, multicanal. Lo que para mí es fundamental es no olvidar que nadie quiere recibir publicidad si no información de valor (el cómo conviertes tu información en valor para los demás es un reto: este blog es un ejemplo de buena práctica 😉

    Aprovecho para poner mi cuña e invitaros a visitar http://www.solucioncrisis.com

    Un abrazo, Jaume.

  17. Gracias Fernando por abrir este debate.

    Mi aportación: Linked In es una herramienta no un objetivo en si mismo…, pero muy valiosa.

    La materia prima, tus contactos, debes haberlos desarrollado a lo largo de tu vida profesional. En esto no hay trucos. No se construyen de la noche a la mañana.

    ¿Cuantos en vuestras redes estarían dispuestos a contrataros servicios, pediros un consejo, una opinión o ayuda? Conocer a alguien es el primer paso, pero la confianza se gana a pulso. Esto tampoco ha cambiado.

    Si tu red profesional es sólida y está basada en experiencias comunes (no simples cruces de correos) la tienes a tu disposición en Linked In, como antes al teléfono.

    ¿Cuál es la gran aportación de Linked In? La visibilidad sobre la historia, experiencias y actualizaciones que cada uno ponemos a disposición de los usuarios de la red (y de Internet) y, sobre todo, la red de nuestros contactos.

    ¿Os acordáis de lo poco habitual que era que tus jefes y colegas pusieran a tu disposición sus contactos? Siempre se habían guardado con recelo… Las redes sociales profesionales son un cambio de paradigma.

    La crisis es el contexto, tu red un activo y Linked In una valiosa herramienta.

    Un saludo a todos,

  18. improvablog Says:

    Impresiona ver cuanto sentido común ronda improsofia. Dentro de poco será un plus en el curriculum decir que eres imprósofo 😉
    Yo creo que el común denominador de todos los comentarios está el medioplacismo. A fin de cuentas es una red virtual, que tiene que tener perfecto correlato con el mundo real. Yo he conocido gente muy interesante y con la persona de la que recibí invitación el pasado viernes ya he quedado. A varios de los que habéis comentado este post os he acabado conociendo en el mundo real e incluso estamos colaborando en temas y el canal por el que, en general, la gente ha conocido improsofia es linkedin. Eso sí, sigo siendo igual de pobre 😦
    Yo seguiré invirtiendo en ello, en algo hay que creer en esta vida. Confío en linkedin para no sé bien bien qué.
    Gracias por vuestros apasionados comentarios. Sin pasión no hay vida.

  19. Me parece una visión muy ajustada a la realidad. Hay mucha gente que se acerca a este mundo del doscerismo acechado por la necesidad, ven a este mundo como una puerta a otra dimensión. En cierto modo lo es pero con sus reglas y su curva de aprendizaje.

    Muchos hemos hecho este camino hace tiempo, antes era más sencillo entrar, solo hacía falta ver donde estaba la puerta. Ahora la puerta sabe todo el mundo donde está, lo que pasa es que no todos pueden pasar al mismo tiempo por ella.

    Trabajo y sobretodo paciencia…

  20. […] Crisis 2.0 en Linkedin […]

  21. […] This post was Twitted by SebastianGarcia […]

  22. Los que vivimos inmersos en esos ambientes de Networking que señalas, ya sea porque trabajamos en ello, por diversión o por necesidad. También hemos notado el efecto que señalas. Y hablo en plural porque ahora mismo estoy con otras dos personas conversando sobre tu artículo.
    No obstante si que pensamos que estos fenómenos están ocurriendo por algún motivo y que todo está como encajando en algo mucho más grande que está definiendo a la sociedad que ahora nos arropa.
    Creemos, en pocas palabras, que estás hablando del futuro de la sociedad, ni más y menos.
    SM

  23. improvablog Says:

    Hola SM,

    me ha hecho gracia tu comentario , ya que en la próxima improsofada hablo precisamente del papel de cada individuo en el desarrollo de la web 2.0.

    Un saludo:

    Fernando

    Un saludo:

    Fernando

  24. Como todo en la vida: EN SU JUSTA MEDIDA.
    ¿Es a caso malo un cuchillo? Te permite untar la tostada de mantequilla, pero es una de las armas mas utilizadas según las estadisticas en criminología.

    Linkedin es una muy buena herramienta para poner en contacto colegas profesionales. Es un churro, si agregas a todo el que se te pone por delante, solo con el objeto de impresionar por el numero de contactos. Lo que ocurre que como todo siempre hay detractores, o no queda tan “cool” decir que si funciona.

    Como profesional de RRHH, rompo una lanza en favor del Linkedin y su buen uso. Hay que ir eliminando contactos del Linkedin cada cierto tiempo y evitar a la “grandes osos de contactos” que se dedican a coleccionar “cromos”.

    Facebook y Meetic…. es otro tema diferente, y no mezclaria.

  25. Muchas gracias Fernando por tu reflexión, por hacerla tan atractiva y por contagiarnos la necesidad de plantearnos el por qué de las cosas que ocurren a nuestro alrededor.
    En relación a Linkedin, pienso que no debemos considerar esta red sólo como un vehículo de búsqueda de oportunidades laborales sino que debemos centrarnos en su utilidad en el intercambio de opiniones y reflexiones vinculadas con el mundo profesional (punto al que tu tanto contribuyes). Es cierto que la situación actual nos hace exigir respuestas más eficientes pero debemos pensar en dar suficiente contenido a esta red para que sea atractiva en un mundo sin crisis.
    Yo si recomendaría una revisión de los grupos creados porque la mayoría no contribuyen a la eficiencia de la red.

    Hasta tu próxima improsofada !

    Àngels

  26. Agregando dos o tres conceptos a todo lo dicho…
    No espero muchas ofertas laborales de LinkedIn. Probablemente sean más adecuadas para eso otras herramientas: Infojobs, Tecnojobs en mi caso para España, o Monster, Dice, para Estados Unidos o Canadá. La característica de estas empresas es que se dedican específicamente a la oferta laboral semanal, con largas listas de empresas o agencias que recurren a ellas diariamente, y con herramientas específicas dedicadas a unir los dos lados de la demanda laboral. Siempre recurrí a ellas, y las consulto de vez en cuando para monitorear el mercado aunque no las necesite. LinkedIn recurre sólo indirectamente a esta característica, pero su riqueza de recurso es menor que la de estas otras (Monster, Infojobs, claramente).
    LinkedIn, y Xing en menor medida, las veo como un punto de encuentro de profesionales, fuertemente vinculado a la negociación directa, pero algo más abiertas que una herramienta de búsqueda laboral. Particularmente Linkedin me ha servido para encontrar afinidades, acercarme a líderes de una rama determinada de actividades, mantener consultas informales con colegas próximos o no tanto, y también para obtener perfiles de empresas y mercados. No he obtenido un beneficio directo laboral, pero me ha ayudado mucho para conocer mejor mi ambiente de actividad.

  27. improvablog Says:

    Hola Jorge,

    dede el punto de vista de selección de personal, Linkedin es muy visitado, pero por headhunters para puestos de dirección, que difícilmente encontrarán en infojobs.

    Un saludo:

    Fernando

  28. Mari Carmen Says:

    Carlos!! si tienes mucha razón en todo, depende de todos nosotros innovar y hacer de este networking algo más creativo, duradero e innovador.Yo hace tiempo que le doy vueltas a todo esto, todavía no he encontrado un gran EUREKA!!! Tu improsofía ayuda!!!

    gracias

  29. Hola Fernando,
    Aterrizo en este blog que no conocía desde Linkedin que, una vez más, me ha dado la oportunidad de leer reflexiones interesantes. Para mi es una plataforma útil en ese sentido de poder comentar y reflexionar sobre temas profesionales con personas afines y participar en grupos de debate. También me ha permitido redescubrir antiguos compañeros de trabajo a los que había perdido la pista. Creo que no hay que esperar de ella milagros ni ofertas de trabajo (términos hoy dia casi sinónimos), pero como en toda actividad de networking, cuanto más das más recibes. No creo que tenga mucho sentido acumular contactos sin más (a mi la cifra de 150 ya me parece poco manejable), pero si se selecciona con criterio puede ser un complemento útil.

    Un saludo y enhorabuena por el blog!

  30. […] improsofia Just another WordPress.com weblog « Crisis 2.0 en Linkedin […]

  31. Yo empecé a utilizar Linkedin en el 2002, y lo empecé a usar en plan Plaxo (para mantener mi agenda actualizada) y para eso, hay que reconocer que sirve.

    Luego lo empecé a utilizar en plan Facebook (para cotillear amigos comunes, conocidos comunes y cerrar el círculo) para eso también sirve.

    Más adelante, necesité encontrar trabajo en Barcelona, entonces lo utilicé en plan Alumni Directory de Escuela de Negocios, y tambien como eso sirve (Sr. Linked in, quién entre mis contactos o los contactos de mis contactos trabaja en la Empresa X en Barcelona???) y aún es mejor ya que en la base de datos de la escuela de negocios donde estudié no te busca en el histórico y en LinkedIn encuentras con tanta frecuencia trabajadores como extrabajadores y creo que muchas veces es mejor referencia hablar con un extrabajador que con un trabajador en la empresa en la que quieres trabajar…
    Y por último, gracias a Dios no he necesitado buscar más trabajos, de momento, pero cuando lo haga, sin duda, activamente rastrearé LinkedIn, no en busca de trabajo así, directamente, ya que estoy totalmente de acuerdo con el post de Fernando, pero sí en busca de referencias y gente interesante.
    Por encima de todo, encantada con LinkedIn porque así conocí improsofía que me enseña y me hace feliz.
    Un abrazo fuerte a todos y Feliz Navidad!!
    Elena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: