Web 2.0: Tras la tempestad la calma

Estas tres últimas semanas casi me descuelgo del peloton de la web 2.0. Con la lengua fuera, he logrado mantenerme en el grupo de cola y después de unos días haciendo la goma* he logrado reengancharme. ¿La causa? de repente me he visto desbordado por el trabajo: arranque de un proyecto, incremento de la actividad comercial (¿brotes verdes?), actuación de mi hija en un concurso de lectura, intentar ayudar en casa un poco más, preparar un proyecto editorial, … Todo ello acumulado a la actividad que ya de normal llevo. No es un fenómeno que me sorprenda, como bloggero soy testigo de excepción de las personas, que habitualmente activas en improsofía, de repente desaparecen, miras el perfil en linkedin y te das cuenta de que han pasado de ejecutivo en tránsito (moderno eufemismo destinado a mantener a salvo las doloridas autoestimas que la crisis flagela) a tener un cargo ejecutivo en una compañía.

Tenemos que ser conscientes de que el desempleo ha causado un efecto muy positivo en la dinamización de la llamada “web 2.0”, pero dicha dinamización desproporcionada, como cualquier hipertrofia, lleva asociadas sus patologías.

El volumen extra de información que fluye a través de redes sociales y demás entornos 2.0 es generado y escuchado en gran medida por las personas que han dispuesto de repente, y desafortunadamente en muchos casos, de tiempo para ello. En vez de poner en Linkedin que eres un ejecutivo en tránsito, creas Manolo Fernández Consulting S.L., te pones como Presidente, Owner o Director General y a vender, es decir, twittear desaforadamente, bloggear, hacerte de 25 clubs directivos diferentes en Linkedin, asociarte a portales de directivos,… de repente, encuentras trabajo y todo eso pasa a ser secundario.

Todos los grupos virtuales de directivos, gerentes, presidentes,… cuentan con nutrida presencia de estos recien autonombrados a la fuerza consultores, formadores, seleccionadores, programadores,… nuevos empresarios de servicios buscando contactar con clientes. Ahora,

“directivos dispuestos a contratar no abundan en la misma proporción.”

Vas a un evento de networking, en un intento de desvirtualizar un grupo y no hay más que consultores, formadores, seleccionadores, programadores,… ejecutivos, y especialmente, directivos buscando servicios, escasean (se pueden contar con los dedos de una oreja), bueno, alguno en tránsito sí …

No puedo evitar recordar mis tiempos de estudiante en busca de novia, no se me ocurría ir a ligar a la biblioteca de industriales, me iba a la de biología o a la de empresariales. Igual que a una estudiante de enfermería no se le ocurría ir a estudiar a la biblioteca de la escuela de caminos, habría sido como meterse en la boca del lobo. Eso hacen la mayoría de los directivos, evitar meterse en la boca del lobo. Y eso hacen también un creciente número de networkers, ir a ligar a “Caminos”.

Los altos ejecutivos tienen una presencia limitada en internet, se limitan a ciertos círculos y en general son poco participativos. Por edad, no son personas plenamente inmersas en la revolución tecnológica que suponen las redes sociales y su nivel de implicación es por tanto limitada, se lo miran con perspectiva y desconfianza. Linkedin les puede servir para mantener sus contactos, pertenecer a determinados grupos, que tienen su equivalente en la vida real,… Pero si son decisores en el proceso de compra de tu servicio van a mantener cierta distancia. Pretender que se conecten al grupo que has montado y que se te pongan a tiro para que INMEDIATAMENTE les vendas lo que quieras es una línea de actuación poco fructifera. Exponerte a estar allí para que la gente te bombardee a propuestas de nuevo negocio es incómodo y lo que terminas haciendo es lo mismo que harías en la vida real: te encierras en tus propios círculos a los que tan sólo tienen acceso unos pocos. La red acaba no siendo tan democrática como se pretende e igual de inevitablemente clasista como la sociedad.

¿Quiere decir esto que no sirve para nada todo este lio que hemos montado?

De entrada, ahora estamos en el tránsito a una situación futura más equilibrada, por lo tanto, como dice el refrán “a aguas revueltas ganancias de pescadores”. Es muy posible que hoy puedas establecer contactos que dentro de unos años no, cuando la presencia en estos medios esté todavía más masificada. Supongo que lo mismo que puede pasar con las descargas ilegales, de las que ahora te puedes beneficiar impunemente, pero que es posible que un marco normativo y de control duro acabe dejando en un simple recuerdo de que determinados chollos hace tiempo fueron posibles.

Aparte, hay que estar ahí, es un excelente y obligatorio escaparate para el profesional, aunque no puedas pretender estirarlo más allá de lo que es natural. Si eres capaz de escribir y aportar valor en la red llegarás a una audiencia y eso puede llegar a dar lugar a nuevos contactos y relaciones. Si no estás en Linkedin para muchas empresas ya no existes, aunque eso no quiere decir que te vaya a ser más fácil encontrar trabajo.

En la red podemos hacer marketing de servicios, podemos lanzar mensajes que sean oídos por una amplio espectro de personas, pero de ahí a vender a diestra y siniestra hay un abismo.

Cualquier esfuerzo comercial excesivamente explícito puede causar incomodidad en el receptor del mensaje, que en muchos casos no esta ahí para comprar, sino para conocer gente que le pueda ayudar(gratis a ser posible), informarse y aprender.

¿Cómo es de esperar que evolucione esta hipertrofia después de la crisis?

Yo intuyo que habrá un rosario de blogs abandonados inundando la blogosfera, como los galeones que pueblan el golfo de méxico, hundidos. Unos habrán sido abandonados por falta de tiempo, otros porque se hicieron desde un punto de vista comercial cortoplacista y su propietario desesperó al poco por la falta de resultados. Habrá una sustancial caída en el volumen de visitas derivado de la falta de tiempo para hacerlo(desde que terminé los estudios he podido constatar una creciente necesidad de meter muchas más horas para conseguir el mismo resultado), esos interminables comentarios en improsofia quizás ya no estén allí, aunque se compensarán parcialmente por la continua entrada de personas en los mundos 2.0.

Las leyes de la naturaleza deben imponerse, aquellos esfuerzos que desafían las leyes de la termodinámica no son naturales, twittear desaforadamente cualquier cosa  debe desaparecer, twittear cualquier cosa que no aporta valor debe desaparecer, bloggear contenidos que no aportan valor,  también. Y las leyes del management también deben imponerse y debes: diferenciarte, aportar algo que no esté y si vendes servicios, necesitarás: referencias, contactos, publicidad, conferencias y… cada vez más cosas para lograr lo mismo y entre ellas, una más, los mundos virtuales.

La web 2.0 nos transmite la sensación de que cualquiera puede estar al alcance de nuestro marketing, de que podemos lanzar nuestra actividad comercial y de que es posible poner en marcha un negocio de consultoría pues ya no existen barreras a nuestras relaciones y nos es fácil conseguir más contactos que los que jamás habíamos soñado, pero es un espejismo.

“Las mismas barreras acabarán construyéndose entre compradores y vendedores, pues tienen su razón de ser, que nada tiene que ver con el hecho de que el medio sea virtual o real.”

AUTOR: Fernando Gastón Guirao

NOTA *: Hacer la goma es un término utilizado en ciclismo para referirse a aquellos corredores que se descuelgan del grupo principal cuando se llega a una rampa de la carretera especialmente dura y que se reenganchan cuando se suaviza el terreno, para volverse a descolgar a continuación… así hasta que definitivamente se hunden.

Anuncios

19 comentarios to “Web 2.0: Tras la tempestad la calma”

  1. Está muy bien… es verdad lo de cómo se van componiendo redes como linkedin y cuál puede ser su deriva. También creo que encaja lo de que para muchos es solo una fase de transición.

    Sin embargo creo que además de la dimensión “marketinera” y pretendidamente comercial del 2.0 está la correspondiente a la generación, cocreación y compartición de ideas y conocimiento. A mi me parece que ésta otra parte es la verdaderamente revolucionaria y la de más largo recorrido. Y la primera no deja de ser una extensión de los paradigmas de la 1.0.

    A mi ésto de compartir y asociar conocimiento me parece entusiasmante y enriquecedor. Jamás he aprendido tanto como desde que vivo en el 2.0 y el tiempo me va permitiendo filtrar cada vez con más criterio dónde están los tesoros a los que al principio no lograba acceder.

  2. Yo también comparto la opinión de Alberto. Creo que esa puesta en común de conocimiento, unida a la posibilidad de poder comentar y compartir a distancia información interesante, es lo que de verdad da valor a la red. Es una forma increíble de estar en reciclaje permanente. Requiere un cierto esfuerzo al principio para saber separar el trigo de la paja, pero el que quiere puede encontrar, compartir y hasta debatir con expertos a los que en otras circunstancias menos “virtuales” sería imposible acceder.
    Todo lo demás tiene una importancia relativa, mayor o menor en función de la situación personal de cada uno, y estoy de acuerdo contigo en que el paso del tiempo podrá todo este marasmo virtual en su lugar correcto.

    Un saludo

  3. Me ha gustado mucho tu análisis, el cual comparto en gran medida (lo de las descargas podrá llegar a ser legalmente punible pero es técnicamente imparable). Creo que el 2-0 es una contrareloj de fondo, donde no sólo importa salir fuerte y mantener el ritmo, sino llegar entero a los últimos kilómetros para marcar distancias. Lo bueno para los contrarelojistas de fondo es que ahora mismo veo mucho sprinter…

  4. Hola Fernando, me gustaría añadir que es un excelente medio para el “mouth to mouth” o boca a boca y por tanto, para la venta. Las empresas tienen que utilizar las redes para estrechar relaciones con sus clientes y estos, a su vez, serán los que vendan los productos que utilizan a sus amigos, clientes y followers.

    Un abrazo,

  5. Muy bueno el artículo. En la linea del que escribiste antes de navidades también con LinkedIn como protagonista.
    Estoy totalmente de acuerdo en dos cosas: 1/ los ejecutivos, la mayoría y especialmente los que trabajan en grandes empresas, no están en LinkedIn. No lo están pq hacen networking entre ellos, no siente la necesidad de hacerlo de otro modo. 2/ muchos de los que son muy activos en el 2.0 son gente en transición.
    Pero en ambos casos no me gusta generalizar. Y creo que habrá de todo.

    Y la gente hace mucho networking, en red o no, cuadno tiene tiempo y luego deja de hacerlo en cuento se coloca.

    Para mi todo eso es un error. El networking es necesario siempre y no significa ir a tres eventos al mes. Significa dedicar unas horas a la semana a relacionarte con gente pero desde un punto 100% profesional. Yo no lo hice en su día y pagué las consecuencias. Después de pasar la época de networker loco ahora estoy en la de selectivo. Y no estar en el 2.0 también es otro error. Y tampoco hay que obsesionarse y estar todo el día blogueando y posteando … solo mantenerse activo para compartir, aprender y “promocionarte” (que también).

    Lo de los blogs no es que pasará, es que ya pasa. No recuerdo la estadística pero leí hace tiempo el % de abandono de un blog y era altísimo.

    Y coincido con el comentario de Alberto pero es que a mi me gusta todo, todo.

    Saludos,

  6. Además de lo dicho, y estando de acuerdo con ello, el compartir el conocimiento, que es la esencia de la durabilidad de las redes, tendrá distintas derivadas en función a las necesidadades de los individuos ya que en realidad lo que se plantea es el uso que se le da a las herramientas 2.0, que siempre irá variando. Podríamos establecer la analogía de cualquier mercado de consumo de cultura (musica, literatura, etc) en el que los best sellers de cada momento, no tienen por que ser los que en le ranking terminen siendo referentes de una època.

  7. Las justificaciones son válidas, al menos para mi, pero creo que si lo que dice el blog interesa, “se puede perdonar” una ausencia justificada, en virtud de tanta filosofía trabajada durante la vida del blog. Otra cosa es que el Marketing 2.0 nos califique a los “clientes” como volátiles, difíciles de fidelizar. Otra cosa es que no todos entremos dentro de esta calificación…

    Cierto lo que dices de los títulos o calificativos; en este caso de los ejecutivos en tránsito incluso la palabra “tránsito” pasa a ser un elegante eufemismo. En un mundo perfecto sería ideal lo de “al pan pan y al vino vino”. Pero es que los profesionales de RRHH recomiendan vivamente que no se mencione que “estás buscando trabajo”…Nos toca encontrar entonces el eufemismo adecuado (todo un arte), pues estamos expuestos en las redes sociales y debemos cuidar el marketing personal. Quizá se trata de expresar nuestra verdad de la forma más adecuada. Ahora, no es honesto calificarse de algo que no eres, a mi modo de ver, si es a eso a lo que te refieres.

    Una pena que los directivos dispuestos a contratar no son mayoría, pero es que se lo han puesto difícil; y además, no quieren pasar a ser “ejecutivos en tránsito”, con lo que, a lo mejor, no asumen riesgos y adoptan una política conservadora, también en esto (o principalmente en esto, ya lo estamos viendo).

    Es normal que a las sesiones de networking presencial vaya el que busca algo, por ejemplo nuevas oportunidades de trabajo o negocio. Los que ya lo tienen (trabajo o negocio), en su mayoría siguen condicionados por el día a dia, ahora agravado por las dificultades de supervivencia de las empresas y “no tienen tiempo para esto”. De todos modos, yo he encontrado allí personas que tienen empresas propias y son decisores, no estoy seguro de que sea estéril, lo que ocurre es que inviertes tiempo y no siempre con resultados (y si estás ligando en Caminos, pues a lo mejor no haces negocio). Pero no se dispone, a veces, del evento de networking ideal, sino que hay lo que hay… Paciencia.

    Por otro lado, ¿podemos asegurar que si los altos directivos se exponen, no serán bombardeados?. Quizá no se usan bien las redes sociales, ni el networking. El tiempo hará la pedagogía.

    ¿Sirve todo esto de la WEB 2.0?. De hecho la propia red ya se lo comienza a preguntar (basta ver los debates en LinkedIn por ejemplo…). Quizá la respuesta es que todo esto sirve para lo que sirve, como muy bien expones al final del post.

    ¿Aprovechar la eclosión para generar contactos ahora?. Sí al ahora y sí a los contactos, pero con el criterio, que ya apuntabas en algún otro post anterior, de ser abierto pero exigir unos mínimos de la netiqueta. Siempre es mejor no demorar las cosas, si quieres establecer contactos hay que hacerlo hoy y no mañana, por lo que pueda pasar mañana. No sé si lo que querías transmitir con el símil de las descargas ilegales es que “hay que establecer contactos impunemente, ahora que podemos…”(ja, ja)

    “Hay que estar ahí, es un excelente y obligatorio escaparate para el profesional, aunque no puedas pretender estirarlo más allá de lo que es natural”. Haces un ejercicio de sentido común notable en este párrafo, al poner las cosas en su sitio.

    Ayudar, compartir conocimiento y permitir a otros aprender sí, pero hay que ir cambiando el chip a que la ayuda no es gratis sino que debería reportar beneficio mútuo, si no “queda feo”…

    Respecto a la capacidad de mantener un blog, por ejemplo, “improsofar” es largo siempre, por lo que veo. A lo mejor podrías hacer los post más cortos o bien más espaciados. Yo conozco bloggers que postean 3 veces por semana (me parece titánico), guiados más o menos por el calendario, y otros que sólo postean cuando tienen algo que decir que consideran interesante. Lo ideal sería lo segundo pero ¿te lo puedes permitir?…

    Como con todo, hay que tener visión crítica con las redes sociales en la WEB. Quizá se nos ha vendido en exceso la WEB 2.0, o bien estamos aún en proceso de saber utilizarla adecuadamente, o bien esperamos que nos de cosas que no nos puede dar (o bien todo)…¿No seá que solamente es un medio, muy potente pero un medio al fin y al cabo?.

  8. Como David, yo también recuerdo aquel post previo a éste, heredero vamos 😉

    Efectivamente la falta de tiempo reduce nuestras posibilidades de participación (porqué si no será que no tengo aún mi website/blog montado), pero creo que hay una gran diversidad de usuarios. Entre ellos están los que comentas, los que utilizan la red social exclusivamente para su proyección profesional (de puesto a puesto, o de nada a puesto); pero hay muchos otros que la entendemos como una herramienta que nos enriquece en múltiples planos (creo que es también tu caso Fernando), no solo por conectar con gente que encontramos interesante, o a la que a lo mejor se puede recurrir o incluso pensar en ella para proyectos, etc. sino también para desarrollarte, para ampliar la mirada, del mismo modo que sucede con blogs como éste, o las interesantes conversaciones que a veces se mantienen en los comentarios de un post y que van dejando semillas, posibilidades, conexiones, sinergias en potencia.

    Yo creo en la economía abierta y en los principios que para mí hacen realmente valiosa la red: la posibilidad de compartir, dar y recibir, con desconocidos sin límites ni prejuicios, un puñetero horizonte para todos (por decirlo en poesía de barrio). En ese contexto aunque todos tengamos nuestros intereses particulares por mi experiencia solo “sobreviven” aquellas relaciones de valor, sea cual sea éste, y en ese caso creo que la generosidad es necesaria (y recompensada).

    Yo no realizo acciones comerciales directas, más bien de promoción y posicionamiento indirecto de marca (ser intrusivo es de muy mala educación en la red), y aún así ya he desarrollado un pequeño proyecto con alguien en LinkedIn y es bastante probable que cierre un acuerdo de colaboración a medio-largo plazo con otro contacto (ya desvirtualizado, claro) provechoso para ambos. Y, desde luego, si mi trabajo fuera comercial, estoy segurísimo que un porcentaje bastante alto de mi desempeño se concentraría en tener bien cuidado y aseado mi huerto social (como no tengo ese tiempo, es casi un hobby al que no puedo dedicarle lo suficiente 😉

    Tener presencia es importante, estar fuera ya no es una posibilidad, de hecho saberte manejar en ellas, dominar los mecanismos, los usos y costumbres, … está empezando a ser fundamental para determinados perfiles.

    Un saludo, Jaume.
    http://www.solucioncrisis.com

  9. ahí tenéis una frase muy cierta…

  10. Curiosa coincidencia…

  11. de curiosa nada.. la ha escrito después de retuitearme mi tuit de este post 😉 … lo que sí ha sabido hacer es plasmar en 140 caracteres tu post … y hay que reconocerle el mérito, no?.

  12. Gabriel Ginebra Says:

    Se podría acuñar una nueva fórmula chateas o trabajas? Yo viví desde la universidad el primer correo electrónico antes de que existiera internet y también se dada este fenómeno de discriminación entre perfiles de profesores. Al final, como todo, la cuestión es siempre la ponderación. Llamar por teléfono, por ejemplo, es imprescindible y parte esencial de cualquier trabajo profesional hoy en día, pero también se puede abusar del tema. Sería interesante trabajar los procedimientos de eficiacia personal en todos estos campos: horarios regulados para llamadas, tiempos máximos, agrupación de tareas… Y sobre todo, en esto estoy pensando últimamente… EVITAR LA ACTITUD DE ALERTA CONSTANTE.

  13. Andrés Cortijos Says:

    Si los objetivos perseguidos son: la interacción con profesionales con similares inquietudes, la creación de entornos de colaboración, acceso comodo y económico a grandes fuentes de conocimiento y de información/servicios/ayuda creo que abandonar las redes, puede no ser la decisión más acertada. Como en muchas otras cosas segmentación y focalización constituyen estrategias clave para poder ser más eficientes, cuando la disponibilidad de tiempo es reducida. Si se está parado, sin lugar a dudas es importante la presencia y visibilidad en las mismas. Si se accede a un empleo, más importante si cabe será mantener y mejorar todo lo que se ha ido construyendo y que ganará valor con el paso del tiempo.

    Un saludo.

    Andrés.

  14. Interesantísimo apunte, que a mí también me estaba – está – pasando, pero que de no ser por este post, ni habría asociado con el tema de crisis.

    Es un post, para releer y tenerlo en cuenta a la hora de impulsar la cultura 2.0 dentro de la empresa.

    Gracias por darme un nuevo enfoque del tema.

  15. Hola a todos,

    en total coherencia con el contenido del post no he podido esponder a los comentarios en toda la semana. La verdad, es que la densidad de los comentarios me ha obligadoa ello. Ángel, creo que tu comentario ¡¡¡es de record guinness!!! Creo que habéis muchos mencionado la importancia fundamental del intercambio de conocimiento en la web 2.0. Estoy completamente de acuerdo, yo aprendo cada día y no paras de enriquecerte. Hasta hace poco google era el centro de la búsqueda de información, pero discrimina poco y aún siendo un auténtico experto en realizar búsquedas muchos contenidos de gran calidad noson acesibles de manera fácil por el tiempo requerido para localizarlos. El blogging y el microblogging ha dado el paso a una capa que se superpone al google, la de aquellos que son capaces de sintetizar contenidos y hacerlos disponibles a los demás. Si eliges a la persona adecuada en twitter te llevará de cabeza a los mejores contenidos si elijes a los bloggers adecuados te darán la misma información ya sintetizada, semidigerida y preparada para rumiar por otro. Esas personas que se convierten en conductores del conocimiento en la red son los que através de su trabajo introducen eficiencia en el aprendizaje dentro de la maraña, son los que contribuirán a realizar la criba que lleva a separar el polvo de la paja.

    En cuanto a lo dela frecuencia de los post, creo que la mantendré en quincenal. Prefiero dedicar tiempo a preparar contneidos densos, que den lugar a reflexiones profundas como las vuestras, que yo disponga de tiempo para contestar con calma y que no me tenga que limitar a dar gracias por vuestros comentarios y poco más. En el fondo como digo en al declaración de principios de improsofia, quiero que esta plataforma sirva para la reflexión con calma y sin prisas, aunque eso le de un alncance más limitado ( aunque no tanto 🙂 ). Entonces yo no soy el único bloggero, lo soys todos. la calidad de vuestros comentarios lo demuestra, cada uno es un post más.

  16. Muy acertado! Nos sentimos tentados a abandonar nuestros blogs por la presión del día a día … ¿hasta cuándo aguantaremos?

  17. Fernando,
    Es cierto lo que dices, de hecho, hemos hablado en alguna ocasión de todo esto. Desde mi punto de vista, web 2.0 tiene un enorme potencial para profesionales como herramienta para darse a conocer (que no vender directamente). Pero eso también es vender, la construcción de prestigio profesional nunca fue más fácil que ahora. Si eres bueno y lo sabes hacer, claro.
    Pero también es verdad que ahora ya no estás sólo. Tu capacidad de relacionarte se ha multiplicado por 1000. El problema no es tu capacidad de generar contactos, sino de gestionarlos. Y de utilizar una nueva disciplina de la que no hay manuales: La “Ingeniería social 2.0”. De hecho, estamos escribiendo con Fernando, aquí, un capítulo de esta ciencia.
    Por último, los directivos que “compran” no están en gran parte en 2.0. Pero lo estarán. No les quedará más remedio. Y si no, ya hay casos espectaculares, el otro día en IESE nos explicaron el de NESTLE…
    Abrazos 2.0,
    Sergio.

  18. Excelente reflexión!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: