Aprender de un imbécil

20120723-jorge-javierEn menéame alcanzó portada la semana pasada la noticia de que Jorge Javier Vázquez impartía un curso sobre periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos, lo que ha sido considerado por muchos un escándalo. Rios de bits se han derramado por internet en protesta por la invitación que recibió ya que parece ser que se le considera un frívolo y un lerdo del que nada se puede aprender…

He de suponer que muchos de los que han criticado al popular presentador se consideran superiores a él: humanamente superiores, moralmente superiores incluso intelectualmente superiores. No sé yo, de periodismo no sé, pero un señor que ha logrado situarse permanentemente en portada de prensa, que cobra un salario de 3 millones de euros anuales (eso dicen), y que logra que le inviten como profesor a un curso universitario, seguro que tiene algo que enseñar. Es más, incluso me atrevo a decir que de Belén Esteban se puede aprender algo, no sé qué, pero seguro que lo hay y podría ser de ayuda a muchos.

Lo de considerarse superior a los demás  lleva al inmovilismo. El texto de Alexander Pope que abre este blog lo dice muy claro

“Algunas personas nunca aprenden nada porque lo comprenden todo demasiado pronto”

Desde el momento que pasas a defender lo que sabes frente a los ataques de los conocimientos y experiencias de los demás, dejas de aprender. La persona que está con esta predisposición a defenderse, tácitamente se cree superior a los demás. En un examen tipo test jamás se consideraría como tal, pero… ¿Qué más da si actúa como si realmente fuese infalible?.

soberbia-1 (1)Curiosamente, las personas que están en disposición de creerse superiores a algunos, me ha demostrado la experiencia, que en realidad tienden a creerse superiores a todos. Ves con cuidado cuando te descubras a ti mismo considerándote superior a alguien, estás a punto de fijar lo que eres y pasar el resto de tu vida siendo exactamente el mismo que fuiste en el pasado, lo que no sería un problema si el mundo no cambiase y tu papel dentro del mundo tampoco. En las empresas y a nivel agregado pasa lo mismo

Durante los últimos meses he trabajado de manera muy activa en la captación de asociados para la iniciativa IESE-INEO, que ya he nombrado en algún post anterior. Uno de los fines de esta iniciativa es la compartición de experiencias entre empresas de diferentes sectores tanto industriales como de servicios. Para incorporarse a esta iniciativa basta con tomar conciencia de que se puede aprender algo de los demás, bueno, y alguna cosa más, no mucho más. Al igual que de Belén Esteban se puede aprender algo, y no lo digo en tono irónico, lo digo con la más absoluta convicción de que así es:

De la más fea de las empresas la más excelente tiene algo, incluso mucho, que aprender.

En este proceso de captación de asociados he tenido la oportunidad de contactar a un buen número de empresas, algunas se han incorporado con entusiasmo, a otras las circunstancias internas (ya sabéis, la crisis) les han impedido volcarse con la dedicación necesaria a tan interesante iniciativa, y de otras, te acababas yendo con un cierto mal regusto de boca. Estos últimos casos tienen mucho que ver con lo que he venido hablando en las líneas anteriores, empresas que tenían serías dudas de que pudieran aprender nada de otras empresas. En estos casos acababa despidiéndome con la sensación de que quizás la crisis todavía no ha golpeado lo suficientemente fuerte.

Cualquier empresa que continúa viva después de la brutal crisis que estamos pasando seguro que tiene algo que hace bien o muy bien: quizás comprar, o unas relaciones especiales con sus proveedores, o un nivel de compromiso enorme de su equipo; para aprender, tan sólo hay que fijarse en lo que hacen bien y en como lo consiguen.

Conclusión: se puede aprender de cualquier imbécil, pero un imbécil con cierto éxito, claro.

Fernando Gastón Guirao

Socio Director

Improva Consulting

Una respuesta to “Aprender de un imbécil”

  1. Cada vez disfruto más con tus comentarios. pese a la excelente definición de Pope, quién no se ha sentido alguna vez en posesión de la verdad? Voltaire también tenía su opinión. “Muchos errores nacen de una verdad de la que se abusa”
    No hay mejor motivo para avanzar que la curiosidad por el conocimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: