Asterix, Obelix y la burbuja especulativa

Hace ya muchos años que empecé a leer las historias de Astérix. Astérix y los juegos olímpicos fue el primero que me regalaron a finales de los 70, desde entonces, toda la colección ha pasado por mis manos. Sólo los que han leído las historias del galo y su gordo compañero son conscientes de los puntos de ventaja que su lectura proporciona a la hora de abordar una buena partida de Trivial. La geografía europea y toda su terminología romana: Helvecia, Lutecia, Hispalis,… las tradiciones de cada país: los toros en España, las fondues Suizas,… la historia de Roma/Europa, …

Pero la relectura de las historias de Astérix, ahora ya de la mano de mis hijos, me ha deparado una verdadera sorpresa al descubrir una lección de economía y, más en concreto, una lección sobre el proceso de creación y destrucción de las burbujas especulativas sobre activos. Resumo la historia:

Después de haber arrasado una vez más un campamento romano, el César se muestra desesperado de su incapacidad para doblegar a los galos. Cayo Coyuntural le sugiere un maquiavélico plan para forzar la decadencia de la Galia.

Cayo empieza a comprar menhires a Obélix mediante el crédito ilimitado que le concede el gobierno. Obélix, seducido por las potenciales ganancias en sestercios que el negocio le proporciona, deja de cazar jabalíes para dedicarse a la producción, venta y distribución de menhires. Poco a poco casi todo el pueblo entra en la dinámica. Unos cazan para Obélix, que ya no dispone de tiempo para ello, aunque es lo que más le gusta, otros pican piedra para él y otros le tejen lujosas vestimentas.

Astérix está desolado pues su amado amigo ya no le hace caso y no le acompaña, tan sólo le preocupa ganar más. Sus reflexiones con Panorámix(el druida) no tienen desperdicio. Ambos están especialmente extrañados, pues no saben para que sirve tanto menhir, de hecho nadie lo sabe. A los demás les da lo mismo, como ganan dinero, pierden completamente de perspectiva la irracionalidad de lo que están haciendo…

Pronto la competencia empieza a surgir, el pescadero produce menhires, edadepiédrix(el vejete) también se une a la moda y lo mismo eseatumátix(el herrero).  Ante el exceso de oferta el gobierno empieza a comercializar los menhires, que compra a los galos, a todo el pueblo romano. Se convierte en un producto de moda, si no tienes tu menhir no eres nadie. Los propios romanos empiezan a producir menhires y ante el intento de veto por parte del César de su producción, la asociación de fabricantes se revela, ya que muchísimos puestos de trabajo dependen de esta industria.

Tanta sobreproducción, forzada por el propio panoramix que quiere desmontar el sistema y que proporciona la pócima a todo aquel que quiere producir, acaba haciendo quebrar el sistema. El precio del menhir esta por los suelos y ya nadie los quiere. Los últimos en enterarse de la crisis son los galos que siguen produciendo a destajo. Cuando descubren que ya nadie quiere sus menhires estalla la revolución. La tensión entre los galos crece y se produce una enorme batalla campal que acaba devolviendo las aguas a su cauce. El sestercio se devalúa y los campamentos romanos vuelven a ser arrasados para divertimento de los galos, que recuperan su espíritu y  lo celebran con una gran fiesta donde se ponen hasta las orejas de jabalí asado.

Si miramos la fecha en que este libro fue editado, descubriremos que data del año 1976, a medio camino entre las crisis del petróleo del 73 y la del 79. Goscinny y Uderzo ejemplifican con claridad como bajo las burbujas subyace una profunda crisis de valores en la que lo importante pasa a ser la acumulación de riquezas frente a la opción, claramente superior, de cazar jabalíes y reír con los amigos, lo mejor de la vida, para lo que los sestercios aportan poco. Que cada cual lo aplique a su vida personal a su manera.

Desde 1976 hasta hoy se han producido avances tecnológicos sin igual. Aunque no hemos vuelto a ir a la luna, en 34 años hemos creado internet, el Colisionador de Hadrones, el Hubble, la telefonía móvil,… sin embargo, seguimos sin tener ni idea sobre el funcionamiento de las dinámicas de nuestro sistema económico. Asterix y Panoramix han sido capaces de identificar a posteriori una burbuja y desinflarla teniendo que asumir las consecuencias negativas de ello, “La resaca after la fiesta”. Los economistas y financieros del mundo real siguen debatiéndose sobre la predictibilidad y la viabilidad de pinchar las burbujas, es decir no han avanzado nada, aunque el mecanismo por el que se producen las burbujas no parece ser mucho más complejo que el de un chupete. En la Harvard Business Review ha habido últimamente un cierto debate al respecto:

How to survive a bubble: ¿Se puede identificar el momento más adecuado para deshinchar una burbuja?

What Should We Do About Asset Bubbles? ¿Se debe intervenir en las burbujas o debe ser el mercado el que las desinfle?

Asset Bubbles Can’t Be Eliminated: Las burbujas son una mezcla de expectativas crecientes, instinto gregario borreguil y exceso de liquidez. Si eliminamos las burbujas tendremos inflación.

Como el instinto gregario seguirá (algún día os contaré mi teoría de la cola corta), los bancos seguirán prestando con más alegría cuando las cosas van bien que cuando van mal y el gobierno seguirá animando la economía inyectando dinero donde no debe y cuando no debe, podemos ir esperando las próximas burbujas: la de las energías renovables, la del cobre, la del CO2 y sus derechos, la del agua dulce,… Suerte y que cada uno saque tajada de la que pueda si sus valores se lo permiten, claro.

AUTOR: Fernando Gastón Guirao

Director General

Improva

Editor en jefe sumarísimo

improsofia

About these ads

37 comentarios to “Asterix, Obelix y la burbuja especulativa”

  1. Excelente post Fernando: efectivamente, detrás de las burbujas existe una cierta crisis de valores o, más bien, una apología de ciertos contra-valores respecto a los heredados de la tradición clásica o del Siglo de las Luces.
    En el mundo platónico de las ideas, veo más apropiada la desactivación de las burbujas por parte de millones de micro-decisiones de los ciudadanos bien informados que no entren al juego, que la alternativa de un macro-regulador que limite el uso de la libertad de inversión en aras de una cierta definición anti-burbujil.
    Probablemente la solución buena (enemiga de la óptima) sea una pragmática posición intermedia de los anteriores planteamientos, con una serie de controles que de seguridad con amplios márgenes de maniobra para los mercados (algo parecido a los controles para evitar el timo piramidal).
    Pero el problema de fondo es que, desde el punto de vista ético o moral, seguimos siendo los mismos individuos que hace 28 siglos…

  2. Otra característica esencial de las burbujas es que cuando estamos inmersas en ellas, nadie las ve, y el que las ve, normalmente no se atreve a identificarlas..no vaya a ser que el resto de la tribu le tache de loco… Y ya sabemos la importancia de pertenecer a una tribu…No son todo valores, también hay algo de paranoia colectiva y falta de personalidad y responsabilidad social individual. En el año 2005 he escuchado gente que me decía “no sabes lo que estás diciendo”, o “te estás cavando tu tumba”, por no participar en una operación al uso que todos veían muy clara… Todos esos, por cierto, que siguen hoy trabajando, y naturalmente explicándome con total naturalidad qué ha pasado, por qué ha pasado, y dando lecciones de cómo saldremos de ésta…No es para reir, como con Asterix y Obelix, es más bien para llorar…

  3. Has tardado, pero al final dices la palabra magica: Valores. Es complicado compaginar todo el bullcio de la especulacion con los malditos valores…..el que los tenga, claro. Respecto a Axterix y Obelix, ¿que os voy a decir? nunca entendi donde estaba la rivalidad con Tintin…… no existe.

  4. “Homo hominis lupus est”

    Del poco latín que recuerdo de mi paso esporádico por BUP, esta frase se me quedó grabada (no me preguntes porqué), sabia la traducción pero no sabía el significado, hasta que poco a poco vas leyendo, creándote opiniones, informándote y vas tomando perspectiva, hasta que acabas entendiendo el significado. Al final, resulta increible que, por más años que pasan, el problema sigue siendo el de siempre, que la materia prima en la que se basa todo es “defectuosa”, somos egoistas, envidiosos, avariciosos, materialistas, bla, bla, bla… (la lista es larga) en mayor o menor medida, nadie puede decir que esto no es cierto y que comparte estas características (excepto Gandhi y Teresa de Calcuta, aunque tengo mis reservas). En el fondo todos sabemos que estamos abocados al fracaso.

    Es por esto que “carpe diem”… otra frase que también se me quedó grabada, de esta el significado lo conozco desde que me dijeron la traducción… aunque no siempre he podido aplicarlo… en fin.

    Crisis de valores, totalmente de acuerdo.

    Por favor Fernando, sigue deleitándonos con este magnífico Blog.

  5. Felicidades por el post, Fernando. Realmente vale la pena esperar los 15 días. Y, por cierto, se ve que el objeto del blog es incitar a la reflexión, en mi caso lo consigue…

  6. Excelente Fernando. No podias expresarlo mejor.

    Gracias por el Blog.

  7. javier bacho Says:

    Muy bueno!!!!!!

  8. No acabo de entender el gran rigor que tenemos para hacer un costosísimo estudio que mejore en un 1% el rendimiento de nosequé fármaco contra una dolencia concerta, y nos falta totalmente ese rigor para analizar los fenómenos sociales en los que nos va el alma.
    Excelente post que muestra que las mejores lecciones se pueden tomar de las más pequeñas propuestas.

  9. Excelente comentario Antonio :). Skirion murio?? :(

  10. En el año 2005 trabajaba para una de las mayores redes de intermediación inmobiliaria del país. Su propietario tampoco veía la burbuja, mejor, no la quería ver. Hoy se podría decir que han desaparecido. Como apuntaba Arfurones en otro comentario, la base para deshincharse las burbujas es la información/formación de los millones de microdecisores que con su desinformación hinchan las burbujas. Pero mientras haya gente interesada en desinformar, la gente tendrá argumentos para autojustificarse frente a sus actuaciones.

  11. Hola JB,

    de Tintín lo que nunca he entendido es la falta de mujeres.

    Un saludo:

    Fernando

  12. Gracias Andreu :)

  13. […] Asterix, Obelix y la burbuja especulativa improsofia.wordpress.com/2010/06/13/asterix-obelix-y-la-burb…  por AitorD hace 2 segundos […]

  14. ¿Has leído “La Residencia de los dioses”? Creo que también te iba a gustar…

  15. Guillermo Says:

    Fantástico artículo, Fernando.

    Te quería preguntar: ¿a qué cómic de Astérix y Obélix pertenece esta historia? He leído bastantes de sus libros, pero no recuerdo nada parecido.

    Un saludo!

  16. […] Asterix, Obelix y la burbuja especulativa (via improsofia) Vía meneame.net he visto esta entrada, y por Tutatis, qué razón tiene!!! Hace ya muchos años que empecé a leer Astérix. Astérix y los juegos olímpicos fue el primero que me regalaron a finales de los 70, desde entonces, toda la colección ha pasado por mis manos. Sólo los que han leído las historias del galo y su gordo compañero son conscientes de los puntos de ventaja que su lectura proporciona a la hora de abordar una buena partida de Trivial. La geografía europea y toda su terminología romana: Helvecia, Lutecia, His … Leer Más […]

  17. Perdona Juan Fernández-Aceytuno pero he de corregirte, la tribu lo que te llama es “loco COMUNISTA”… pero en fin el tener razón no te hace inmune a ninguna crisis y te marginaban en época de bonanza y te siguen jodiendo igualmente después. No solo siguen ignorándote, además se enfadan si les recuerdas que tú llevabas años avisando.

    Al autor Fernando Gastón Guirao solo comentarle que la telefonía existe desde hace más de 34 años, tal vez te referías a la inalambrica.

    saludos

  18. Buena reflexión sobre una obra excelente. Únicamente me queda hacer una anotación sobre uno de los comentarios, el de Toni, ya que es precisamente ese “Homo hominis lupus est” el que da rienda suelta a la competitividad salvaje totalmente carente de valores al dar por hecho que todos somos necesariamente egoistas, crueles, incapaces de cualquier acto altruista, y por tanto inmerecedores de un trato solidario o colaborativo. Por suerte hay mucha gente que cada día demuestra que aún quedan unos cuantos “irreductibles”, esperemos que cada día sean más. Eso sí, para eso resulta imprescindible prescindir de Hobbes como autor de cabecera y tener un poco más de confianza, no ya en los demás, sino en nosotros mismos.

  19. Buena entrada y espero con impaciencia tu reflexión sobre el gregarismo o teoria de cola corta.

  20. Carlos Soft Says:

    Yo regalaba “Obelix y compañia” hace años a mis compañeros de Empresariales, pero más sobre el marqueting: Como se genera una necesidad “Si no tienes un menhir no eres nadie”, y el ciclo de vida del producto, inicio, expansión, rebajas al aparecer otros productores, productos complementarios “Construya su menhir” y decadencia y final del producto.

  21. De todos los libros de Asterix, ¿podrias indicarme cual es?

    Tengo ganas de releerlo ;)

  22. Es un libro estupendo para empezar a entender la economía :)

  23. El libro es Asterix y Compañía

  24. “lo importante pasa a ser la acumulación de riquezas frente a la opción, claramente superior, de cazar jabalíes y reír con los amigos, lo mejor de la vida, para lo que los sestercios aportan poco. Que cada cual lo aplique a su vida personal a su manera”

    Brillante observacion. Es puro sentido comun, pero es agradable verlo tan claro por escrito.

  25. Muy interesante! Dado mi inexperto punto de vista en economía, creo que desde mi menos inexperto punto de vista humano no puedes tener más razón: para qué queremos más menhires? (con el polvo que cogén!). Al fin y al cabo los bienes materiales están para procurarnos el bienestar (aunque para algunos este bienestar sea únicamente poseer el menhir que el vecino no tiene), y deben ser producidos en una cantidad acorde a su consumo y no a su valor especulativo.
    De vez en cuando leo que esta situación ha sido provocada por unos cuantos dueños del mundo. No sé si esta situación ha sido provocada o no por unos cuantos, o si seguimos dependiendo de esos mismos para salir de este agujero, pero de lo que si estoy seguro es que por desgracia nunca dejará de repetirse.

  26. Lo has clavado, siempre la respuesta mas sencilla es la mas correcta y directa, y lo cierto es que si la desechamos solo es porque hace parecer a la sociedad tonta, tal y como lo ha sido.

    Y todos nosotros por seguirlo.

  27. Buen y real símil, amigo Fernando,
    En efecto, aparecerán nuevas “bubbles” y nuestro instinto gregario- ya me explicarás tu teoría de la cola corta-, acumulativo ´-acumular ¿para qué? si las principales cosas importantes de la vida no se pueden “guardar”? y especulativo ¿cómo es posible que nos apasione tanto el ganar sin trabajar…o las apuestas (que es lo mismo), harán que nos volvamos a “subir a algún carro” que alguien construya.

  28. Marino G. Ximeno Says:

    Gracias Fernando. Seguro que al igual que a mí hará reflexionar tu valiosa aportación a muchos de tus lectores.
    El hombre al igual que el burro sigue trabándose en la misma piedra una y mil veces. Somos animales de costumbres y repetitivos. La ciencia avanza pero los valores éticos quedan atrás. Queremos tener y tener pero no lo acompañamos con el ser. Creo que es más importante como valor, ser que tener.
    Ánimos y felicidades.

  29. Un excelente post. Sólo una cosa, la crisis de valores no se esconde sólo tras las burbujas, sino sobre cualquier intento de acaparación de riqueza que anteponga esa actividad a las cosas realmente importantes de la vida, esté apoyado o no en una burbuja. Acaparar riqueza como un fin en sí mismo es lo más estúpido que puede hacer el ser humano.

  30. David Merinero Says:

    Buenisima reflexión…
    Muchas gracias. ;)

  31. Aunque mi formación económica es escasísima, lo es aún más en técnica y táctica futbolística y no por eso dejo de hacer alineaciones mentales y en maldecir al entrenador de turno por no hacer un cambio obvio a tiempo. Ahí voy:

    Desde mi punto de vista las burbujas especulativas son consustanciales al modelo capitalista, no te digo ya en el actual modelo financiero: en el que el dinero no es que sea ficticio es que es cuántico (esta y no está simultáneamente). En ese sentido solo estructuras reguladoras sólidas y bien pensadas (que alguien traiga a un niño de 6 años que diría Groucho) puede contener la avaricia y hacer prevalecer el bien común.

    Creo que a menudo se nos olvida que el ser humano es un animal con un sustrato intelectualmente avanzado (en algunos casos, al menos, sic) y una metaconsciencia sociocultural que nos define, contiene y justifica. Como animales tenemos instintos (emociones) que en el fondo gobiernan casi todas nuestras decisiones: esa tarta de chocolate sin hambre, ese cuerpazo al que miramos de reojo, etc. Así, para mí y creo que para todos el egoísmo nos es consustancial y el espíritu acaparador herencia de nuestros prehistóricos (y no tan prehistóricos) años de penuria. Ya sabemos que somos así, de hecho el sistema capitalista funciona bien porque somos así y nos es completamente natural funcionar así.

    Los valores, principios, etc. son por lo general añadidos culturales y sobretodo sociales, y en ese sentido si el poder (dinero) nos permite (o nos hace creer que nos lo permite) superar ese corsé todos podemos ser Obelix y dejarnos cegar por el brillo de la codicia. Es natural, como dar un abrazo o morirse. El tema está en porqué no se ponen límites, cuando es evidente que a largo plazo es malo para todos, como se hace por ejemplo al no dejar que nos tememos la venganza por la mano.

    Desde mi punto de vista está bastante claro que en este momento existen unas élites financieras (las que en su día fueron industriales, antes feudales, etc.) que llevan unos años frotándose las manos y observándonos desde una perspectiva carente de toda empatía, despiadada y sobretodo global. Esas élites son los que se oponen a cualquier regulación o control en un mundo tan excepcionalmente desequilibrado como el que vivimos (0,3€ por coser un balón en Pakistán, a menudo por manos infantiles, y más de 30€ en la tienda), las que han estrujado hasta la última gota del sistema especulando a múltiples bandas, las que nos han pedido dinero regalado para reconstruir el sistema y que ahora nos obligan a ímprobos sacrificios si queremos que nos lo devuelvan pagándoles intereses.

    Yo no tengo tanta fe en las microacciones o en soluciones descoordinadas. Lo que tengo claro es que si a uno le piden 15 años de su sueldo íntegro para tener un techo bajo el que vivir, que ni siquiera es el de sus sueños, es que algo anda mal y que cualquiera con espíritu crítico debería darse cuenta de que nunca antes valor y precio habían estado tan alejados (pisos como menhires :-().

    Otro tocho, si es que me lío… Un saludo, Jaume.

    http://www.solucioncrisis.com

  32. […] Tutatis, echa un vistazo a este post tan interesante porque vas a entender de un plumazo el porqué de la burbuja especulativa que […]

  33. A MI ME GUSTA ASTERIX Y OBELIX, LO QUE SON UNOS BÁRBAROS GALOS, SIEMPRE QUE LUCHABA CONTRA LOS INVASORES ROMANOS, ADEMÁS DE LOS ROMANOS SON TAMBIÉN MÁRTIRES (SANTOS CRISTIANOS).

    Algo que tú conoces de algo, Es Asterix en Hispania con su amigo Obelix y su perro Idefix con un primo de Altea (hija de Viriato) es sobrino de su difunta madre. Buena suerte.

  34. nelson mora Says:

    Esta como en 2do de primaria cuando empece leer a asterix y obelis, es una caricatura que enseña que un pueblo por pequeño que se, no se doblega a los intereses, vicios por un sistema corrompido y malevolo, que es el capital depredador, de nuestros tiempos, creo que todo el planeta, con ese sofisma del libre mercado a caido en sus tentaculos especulativos. Bien por tal deduccion Fernado

  35. […] un par de años un post en improsofia sobre Asterix y Obelix y la crisis alcanzó dicha portada, de repente el blog se vio desbordado a visitas, creo que unas 50.000 en un […]

  36. Dubitador Says:

    Creo que este estupendo articulo adolece en el apartado de identificacion de los agentes responsables de estas burbujas, porque la alusion al instinto borreguil y similares no cuadran.

    No cuadran por el simple hecho de que la inmensa mayoria de la poblacion es por completo ajena al asunto y está inmersa en sus cosas, no está pensando a diario en la bolsa, los precios… etc.
    Con todo nunca faltan casos “populares” de gente corriente que se metió a inversor. Los que compraron vivienda habitual bajo hipoteca no eran inversores, sino que sencillamente el alquiler no era opcion y en el banco les dijeron que no habia problema, añadiendo un plus para el coche o el viaje a Egipto.

    La gente que ha metido dinero en cantidad no son unos cualquiera son presuntos expertos, profesionales y empresarios del asunto que deben su prestigio y fortuna a que se supone que saben de lo que hablan y saben lo que estan haciendo. Sin olvidar toda la ciencia derramada por los academicos, gabinetes de estudios, periodistas economicos…

    No se trata pues de la dichosa “naturaleza humana”, no es la consecuencia de un pecado universal y generalizado, sino decisiones y acciones concretas de un grupo de gente bastante determinado y no precisamente agrafo, embrutecido y ni mucho menos multitudinario.

    La leccion precisa completarse señalando a los estafadores, quienes mayormente se localizan entre los principales beneficiarios, tanto de la fiesta burbujeril como de su desastroso final.

    La neoconeria venga a poner a caer de un burro a la chusma y cuando sus mierdas explotan resulta que la responsabilidad está repartidisima y proclaman que el famoso pueblo, todo el pueblo, ha pecado, con lo que se confirma que no hay que gobernar haciendo caso a la chusma, sino a ellos, a los mirificos creadores de burbujas inspiradoras del tropismo borreguil.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 9.503 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: