Archivo para septiembre, 2013

Breve reflexión sobre las imperfectas decisiones aparentemente perfectas

Posted in People with tags , , , , , on septiembre 26, 2013 by improvablog

221Uno de los grandes problemas de muchas organizaciones modernas es algo que se ha puesto de moda, la “business intelligence”, Las organizaciones se pueblan de matemáticos obsesionados por la toma de decisiones en base a datos perfectos. Y ahora llega el “big data” para tomar decisiones en base a más datos, cuando lo que hace falta es agilizar el proceso de toma de decisiones y profundizar en el análisis de los problemas que nos descubren cuatro simples datos calculados a palmos.

El mundo cambia rápido, la prioridad es actuar. El 99,999% de las decisisiones se pueden tomar perfectamente en base a datos con estimaciones numéricas +- 10%. En las organizaciones no hay un problema de ignorancia de matemáticas, es la ignorancia sobre dinámica de sistemas complejos, la ignorancia sobre psicología social y el exceso de tecnócratas pretendiendo gestionar organizaciones (sistemas complejos formados por personas) pensando que se pueden lograr comportar una empresa como una maquinita. En este tipo de sistemas las decisiones perfectas tomadas en base a datos perfectos son extremadamente imperfectas.

digital manEs mucho más efectivo actuar rápido y asumir el riesgo de equivocarse porque los datos no eran muy buenos, pero reaccionando ágilmente y mostrando toda la organización actitudes constructivas frente a los problemas, que pretender tomar decisiones perfectas y fomentar criminalizar al que se equivoca.

Fernando Gastón Guirao

Socio Director

Improva Consulting

Lo primero que escribo que seguro que tiene sentido

Posted in People with tags , , , , , , on septiembre 23, 2013 by improvablog

gatito felizHace poco me llego este vídeo viral de un gatito con pesadillas al que le reconforta su mamá.

https://www.youtube.com/watch?v=0Wr0qOg97Ho

Y me recordó a este otro impresionante momento: el reencuentro del león Cristian con sus “padres adoptivos”

https://www.youtube.com/watch?v=7cBWPJBG960

Cuando ves cosas como éstas te replanteas cuál es la diferencia entre el ser humano y el resto de los animales, qué es lo que realmente nos diferencia, si es que hay algo. Descartados los sentimientos,  y evidencias hay muchas otras además de las mostradas, piensas que quizás sea la inteligencia.

Pero lees y te documentas y te das cuenta que la inteligencia es una cuestión de grados. Sí que es cierto que el cerebro humano es en términos relativos al peso del cuerpo uno de los más grandes de todos los seres vivos, pero no es ni mucho menos el mayor. Hay estudios al respecto:

http://lacomunidad.elpais.com/cortesamador/2010/9/9/raking-cerebros-animales

Si además observamos el obrar de muchas personas, te cuestionas si el hombre es realmente inteligente. Los ejemplos destructivos y poco inteligentes en la obra del hombre son variados. Como decía Einstein:

“Sólo hay dos cosas infinitas: el universo y la estupidez humana. Y no estoy tan seguro de la primera”.

capilla sixtinaA la vista de su obra, si queremos evaluar la inteligencia del hombre respecto al resto de las especies , tendremos que tener en cuenta que el impacto del hombre en su entorno se ha producido no solo gracias a su cerebro, sino también a su capacidad para manipular el entorno.

Tenemos una significativa habilidad manual que nos permite hacer maravillas como la catedral de Burgos, la capilla Sixtina o el Titanic. Los delfines, por inteligentes que sean, no tienen manos que les faciliten alterar significativamente su habitat, pero además, difícilmente podrán gestionar el conocimiento de manera tan eficiente como nosotros:

  • Se comunican pero no por escrito y
  • No disponen de sistemas de almacenamiento externo (libros, ordenadores,…) que les permitan transmitir la información en el espacio y tiempo, acumulando dicho conocimiento y aplicando esa enorme acumulación a alterar su entorno en beneficio propio.

Tras darle vueltas hace días concluí que…

Si algo parece diferenciar al hombre del resto de seres vivos es la búsqueda de un sentido a la vida, en general, y a su vida en particular.

el-sentido-de-la-vidaPara algunos la religión es la respuesta a esta pregunta, lo cual es consistente con los que argumentan que lo que diferencia al hombre es sus espiritualidad, pero como no todos los seres son religiosos y se han encontrado culturas humanas aisladas que nunca han tenido la necesidad de recurrir a Dios para comprenderse, me quedo con lo de la búsqueda de un sentido, que lo incluye, es más genérico y le veo la utilidad práctica. También es cierto que en esta búsqueda de sentido hemos fracasado hasta la fecha, lo que dice poco en favor de esta sutil diferencia entre hombres y animales.

Lo que está claro es que si algo da sentido a la vida no podemos ser nosotros mismos, que al final volvemos al polvo, sino que el único sentido a nuestra vida tan sólo nos lo pueden dar los demás, que seguirán aquí cuando nosotros hayamos desaparecido. Transmitamos lo que sabemos, creemos, transformemos el mundo con la esperanza de que en el futuro se encuentre ese sentido y nuestra presencia sobre la tierra haya servido de algo.

Justo antes del verano tuve la oportunidad de conocer a Eugenio de Andrés del Observatorio de Recursos Humanos, compartimos una comida en la que me contó la conmovedora historia de su sobrino Mateo, que nació con leucemia y necesita un trasplante de médula ósea para poder vivir.  Hoy he recibido un correo suyo pidiendo apoyo para una iniciativa que se ha lanzado con el fin de informar, sensibilizar y fomentar la donación de médula, no para su sobrino, ya que es imposible hacerle una donación dirigida, si no para cualquier de los millones que hay en el mundo con un problema similar. La iniciativa se llama #medulaparamateo (www.medulaparamateo.com) y escribir este post me ha permitido darle por primera vez un sentido claro a improsofia, pero además espero que sirva para darle un sentido a la vida de cualquiera que lea esto y se plantee la posibilidad de compartir su médula.

medula para mateoYa he hablado en post anteriores de que si algo hace fuertes a las organizaciones es aquello que las cohesiona, aquello que hace que las personas se esfuercen porque entienden que la labor que desarrollan tiene un sentido.  Y como yo también buscaba darle un sentido a este blog me he decidido por dar respuesta a la petición de Eugenio. Espero que este escrito ayude a cohesionar a muchas personas alrededor de los niños, que como Mateo, dependen de una donación de médula ósea para sobrevivir. Una única médula donada por este ratillo escribiendo habrá valido la pena.

Fernando Gastón Guirao

Socio Director

Improva Consulting

La desagradable gestión por presión

Posted in People with tags , , , , , , on septiembre 17, 2013 by improvablog

maleta llenaEstaba hace unos minutos preparando la maleta para ir a Madrid, una reunión a primerísima hora me obligaba a viajar por la tarde y hacer noche en la capital. No sé si había dicho antes lo poco que me gusta llevar traje: lo odio, con lo que se me presentaba la duda, ¿Viajo con el traje puesto o me pongo algo cómodo y veraniego? La duda es razonable. Ya sé que cuando se mete el traje en la maleta, por bien doblado que esté, por firme que sea la base de la maleta, cerraré la maleta, y cuando la abra llegado a mi destino, el traje saldrá hecho un higo.  Por mucho cuidado que ponga, no sé qué pasa en el interior de la maleta a oscuras, el desastre se produce.

La presión que hace la tapa de la maleta sobre el traje lo comprime sobre una base heterogénea. Esta base heterogénea,  donde nunca falta el neceser, las zapatillas de running, ropa de deporte, un libro,… es la encargada de transformar la presión en unos horribles pliegues que pueblan la superficie de mi uniforme de trabajo afeándolo y haciéndome parecer un zarrapastroso cuando me lo pongo

prensa-papel-librosmaravillososcom1La presión aplicada sobre algo requiere de orden bajo ella si no, destroza, igual que la enorme prensa del camión de recogida de basura que machaca todo lo que se arroja a su interior.

La presión es perfecta para, por ejemplo, encuadernar libros o construir tablones de manera laminada compactando materiales que anteriormente hemos apilado y alineado con cuidado. Pero si el alineamiento no es perfecto o no hay homogeneidad la presión no sirve más que para potenciar los defectos.

En las organizaciones pasa algo parecido, alguien desde arriba marca objetivos prácticamente irrealizables, habla con firmeza, si las cosas no van como estaba previsto,  se queja amargamente culpabilizando sistemáticamente a sus colaboradores,  y esperando que abajo pase lo correcto. A veces pasa, a veces no y a veces dicha presión es capaz de sacar lo mejor de uno pero frecuentemente saca lo peor de los demás.

Lo he vivido en muchas ocasiones, directivos que actúan sin conocer la realidad que se esconde niveles más abajo en el organigrama y que dan directrices y marcan objetivos sin consultar a nadie. Un socio de consultoría ni se sonrojaba cuando se comprometía con los clientes a conseguir el doble de ahorros que su equipo había estimado como razonables, le daba lo mismo. Ese objetivo acabaría convirtiéndose en una presión enorme sobre el equipo al cargo del proyecto, que tendría que salirse como pudiera. En ocasiones terminaba bien, pero frecuentemente terminaba como el Rosario de la ejecutivo gritandoAurora:

  • Enfermedades y estrés.
  • Parte del equipo  abandonando la empresa.
  • Autoestimas rotas al ser culpabilizados a gritos por el fracaso del proyecto.
  • Clientes insatisfechos y proyectos fracasados.

En definitiva, trajes llenos de arrugas.

Lo de meter presión y esperar que suceda lo correcto de manera natural en ocasiones funciona, y eso es lo peor que le puede pasar a quienes les gusta dirigir a sus equipos simplemente por presión, se creen que es la forma correcta de actuar. Es como lo que les pasa a muchos con el golf, deberían dejarlo, no es lo suyo, pero de vez en cuando dan un golpe magistral  y se dicen a si mismos “si lo he hecho una vez puedo hacerlo más veces”, y ahí siguen enganchados al campo buscando el siguiente golpe mágico.

papel-arrugadoHace unos días hablaba con un catedrático universitario sobre el impacto que estaban teniendo los recortes presupuestarios en la universidad. Este catedrático pensaba que realmente había margen para unos buenos recortes: para priorizar mucho mejor las líneas de investigación, para ponerse las pilas a la hora de buscar financiación privada, para enfocar los recursos en el personal investigador verdaderamente válido  y no en el amigo de…, para que se hiciesen un montón de cosas positivas; pero parece que eso no va a ser así aunque el gobierno se lo piense.

El sistema universitario no está organizado, no existe una mentalidad que permita reaccionar de la manera adecuada bajo la presión que supone el recorte presupuestario. Modelos organizativos obsoletos, sistemas de dirección obsoletos, corrupción a la hora de valorar méritos y asignar plazas… Amiguismos que están muy por encima de los intereses de la institución transforman la presión en destrucción.

Cuando termine la crisis es posible que en algunos casos se esté mejor, pero en muchos otros habremos empeorado y habrá que dedicarse a planchar muuuuchos trajes ya que…

“Las dificultades que estamos pasando están siendo aprovechadas por muchos para abusar impunemente de sus equipos”.

Fernando Gastón Guirao

Socio Director

Improva Consulting